Música

Crítica de ‘El castillo de cristal’: Cuando los sueños nos superan y destruyen

Etiquetas

Avatarpor Mr. Happy
  • WhatsApp
  • facebook
  • Tweet
  • pinit
burlon
Crítica de ‘El castillo de cristal’: Cuando los sueños nos superan y destruyen
Crítica de ‘El castillo de cristal’: Cuando los sueños nos superan y destruyen

Los sueños nos elevan, suponen una razón para seguir adelante, pero en muchas ocasiones nos dominan y nos superan. ‘El castillo de cristal’ nos habla de esto, de los lazos paterno filiales y de ese gancho invisible que nos hace ser quienes el entorno nos permite ser. Aquí tienes nuestra crítica.

Las historias reales tienen algo especial cuando son trasladadas a la gran pantalla. Saber que todo lo que nos están contando ha sucedido realmente, que esos sentimientos que vemos reflejados en el largometraje son los de una persona y que no estamos simplemente ante una narración ficticia provoca que el espectador conecte mucho más rápido y de manera más profunda con la trama y sus personajes.

Esto es precisamente lo que ocurre con ‘El castillo de cristal’, largometraje basado en la novela autobiográfica escrita por Jeannette Walls y protagonizado por Woody Harrelson, Brie Larson, quien interpreta a la propia Jeannette, y Naomi Watts. En él tenemos la oportunidad de acercarnos a la infancia de la periodista y de aproximarnos a las relaciones paterno filiales desde una perspectiva realista y cruda.

La historia en sí misma es ya motivo suficiente para darle el aprobado a la cinta, pero las interpretaciones de sus protagonistas le suman un extra incomparable. La mirada intensa de Brie Larson, el amor en los ojos Naomi Watts y los sueños, peligrosos y maravillosos a partes iguales, en el brillo de Woody Harrelson traspasan la pantalla.

‘El castillo de cristal’ nos lleva por el camino de metas imposibles, ese sendero que tantas almas han recorrido y en el que muchas han quedado atrapadas, perdiéndolo todo, incluso a sí mismos. Esto es quizá lo que le ocurre a Rex, personaje interpretado por Harrelson, quien llegará incluso a repugnarte, pero también te ayudará a ver cómo una vida puede destrozarse por completo.

Un corazón bueno puede ser atormentado por su pasado y por sus ensoñaciones de futuro y, con ello, arrebatar la luz de quienes junto a él habitan, como sus hijos, las personas más importantes de su vida. Lecciones que aprenderás a través de este largometraje, uno de los más duros que verás en cartelera durante este año. Sin artificios, sin colorantes. Como la propia vida.

Una película a la que deberás acudir sin prejuicios y con la mente muy abierta, pero también con el corazón preparado para que lo llenen de ternura y más tarde lo apuñalen con frialdad. Una historia que ha sobrecogido a millones de personas y que, por encima de todo, nos muestra una realidad que solemos ignorar. 100% recomendable.

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

Te interesará además