Música

El gran sinsentido de ‘Supervivientes 2018’

El gran sinsentido de ‘Supervivientes 2018’
El gran sinsentido de ‘Supervivientes 2018’

‘Supervivientes 2018’, siendo honestos, está siendo una de las mejores ediciones del reality de supervivencia que se recuerdan. A pesar de todo, hay un sinsentido que los espectadores no han querido pasar por alto. ¡Te lo contamos!

‘Supervivientes 2018’ prometía ser una de las ediciones más emocionantes y completas de la historia del reality de supervivencia por excelencia. Siendo honestos, no solamente no ha defraudado sino que cada día que pasa en los Cayos Cochinos supone toda una sorpresa para todos los espectadores. ¡Nunca sabes qué va a ocurrir!

Abandonos voluntarios, abandonos temporales, expulsiones disciplinarias, temporales de alerta roja, lágrimas, discusiones… Todo eso está siendo ‘Supervivientes 2018’. Está claro que la directiva del programa está continuamente trabajando para ofrecernos el mejor contenido pero, sin lugar a dudas, la clave está en el grandísimo casting que han realizado.

Pero una de las cuestiones más comentadas en redes sociales es, sin lugar a dudas, el hecho de que las concursantes «asilvestradas» hayan sido consideradas, de manera oficial, como concursantes de pleno derecho. Muchos de los espectadores están de acuerdo mientras otros, por el contrario, están indignados.

Nos remontamos a la primera nominación cuando Melissa Vargas fue la que eligió el público para ser la primera expulsada. Lejos de regresar a España, ella se quedó en El Mirador. A la semana siguiente, le acompañó Mayte Zaldívar y a la siguiente María Lapiedra. Tras el abandono de la pareja de Gustavo, ambas se quedaron solas durante varias semanas.

¿Qué ocurre? Que tras éste, el abandono de Adrián Rodríguez y la expulsión de Saray Montoya, existen varios huecos por cubrir en la isla. Uno de los reemplazos fue Hugo Paz mientras que los otros dos han sido para Melissa Vargas y María Jesús Ruiz. Ésta última se quedó al ser expulsada, de manera definitiva, Mayte Zaldívar.

Muchas personas están indignadas por el hecho de que no entienden de qué ha servido que se gastasen el dinero en salvar o expulsar a alguien si al final han vuelto a ser concursantes de pleno derecho. Preferían que viniera gente nueva a volverles a ver dentro del concurso como tal. Está claro que es un sinsentido pero, al fin y al cabo, es lo más cómodo para la productora y para todos ya que siguen siendo rostros conocidos en ‘Supervivientes 2018’ y no vienen con información del exterior.

Te interesará además