Música

Hulk, un fracaso y muchos aciertos

Hulk, un fracaso y muchos aciertos
Hulk, un fracaso y muchos aciertos

Su historia quedó un poco enterrada tras ‘El increíble Hulk’ pero con ‘Los Vengadores’ el superhéroe menos convencional de Marvel llegó para quedarse, de la mano de Mark Ruffalo y reinventándose de diferentes maneras. Todas ellas acertadas.

Aunque ya conocíamos a Hulk como superhéroe, fue con ‘El increíble Hulk’ como Marvel pretendió integrarlo en ese gigantesco Universo Cinematográfico que este 2018 cumple una década que celebrará con el estreno de ‘Vengadores: Infinity War’. Quién le iba a decir a ese Hulk de 2008 que sería protagonista y estrella en esta película.

‘El increíble Hulk’ no funcionó. Edward Norton lo intentó como protagonista, pero no convenció. La película parece insuficiente sin necesidad de compararla con anteriores o posteriores; simplemente, no fue bastante. Fue el primer fracaso… pero también fue el último.

Hulk no ha vuelto a tener una película en solitario y no sabemos si llegará, pero de momento no la hemos necesitado porque seguimos reposando ese caos de 2008 mientras disfrutamos de la evolución de un personaje terriblemente complicado al que adoramos en sus dos facetas, como Bruce Banner y como Hulk.

Regresó en ‘Los Vengadores’ y lo hizo para quedarse. Mark Ruffalo fue quien finalmente consiguió dar con la versión perfecta de este personaje, aunando la fuerza y la anarquía que se presupone en Hulk con el desconcierto, la sensibilidad, la inteligencia y el temple de Bruce Banner. Ruffalo es un gran actor a quien le sobran los galones, pero no está mal que alguien le recuerde de vez en cuando todo lo que ha hecho por una historia que muchos habían dado por perdida.

La recuperamos junto al equipo más poderoso de la Tierra, donde se integró con ciertas dificultades y al mismo tiempo con mucha facilidad. Formó equipo con Tony Stark, se unió a Natasha como nunca hubiéramos imaginado, se pegó de mamporros con Thor y acabó resultando que también ellos formaban un gran equipo. El resto es historia. Es compañero de todos y cuando es necesario es un arma. A veces, también lo es cuando nadie lo pide, pero así es Hulk.

Una nueva versión de él la encontramos en la reciente ‘Thor: Ragnarok’. Como Marvel nos había enseñado desde el principio que Bruce Banner era el correcto y Hulk el equivocado, aunque todos adorásemos a ese gran hombretón verde, sorprendió que Taika Waititi se atreviera con otro enfoque. En ‘Ragnarok’, Hulk estaba en su salsa. Bruce llevaba sin aparecer dos años y él era todo una estrella. No era temido, era aclamado. No era marginado, era reclamado. Por primera vez, se nos permitió comprender un poco mejor a esa bestia a la que incluso escuchamos hablar. Y quisimos quedarnos con él, aunque fuera solo un ratito. Hulk también es un héroe, probablemente el menos convencional que tenemos en el UCM.

En Bruce Banner / Hulk hemos terminado encontrando una apuesta segura. Sabemos que sus conflictos van a importarnos, que su historia va a interesarnos y que, en definitiva, sus momentos no van a defraudarnos, porque Marvel también lo ha conseguido con él: ha construido un superhéroe imperfecto al que no cuestionamos. Un superhéroe imperfecto del que disfrutamos y seguiremos disfrutando. Este personaje se ha reinventando a sí mismo y no podemos estar más contentos con el resultado.

Y ya llegará un nuevo proyecto en solitario.

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

Te interesará además