Música

‘Inmersión’: amor, ciencia y cocción a fuego lento

‘Inmersión’: amor, ciencia y cocción a fuego lento
‘Inmersión’: amor, ciencia y cocción a fuego lento

Alicia Vikander y James McAvoy son los protagonistas del último film del director Wim Wenders, donde interpretan una historia de amor muy realista que naufraga y se sumerge. ¿Finalmente saldrá a flote? ¡Tendrás que verla en cines para averiguarlo!

Si conocías a Wim Wenders de alguna de sus obras anteriores, sabrás cómo es su forma de dirigir y de hacer cine, pero si no lo hacías, ¡yo te hago un breve resumen! El director alemán se caracteriza por conseguir que empatices profundamente con los sentimientos de los protagonistas de sus narraciones audiovisuales, mediante planos largos y sencillos, donde se habla poco, pero se sugiere mucho más.

Pues esta nueva cinta, titulada ‘Inmersión’, contiene todos esos elementos que consiguen distinguir a primera vista una película de Wenders. El film transcurre con lentitud, con un ritmo realmente pausado que en lugar de crear una tensión acaba creando más bien una sensación soporífera en el espectador.

La trama de la película se basa en la historia de amor de una biomatemática y un espía inglés que está enredado en la aventura de desmantelar una red yihadista. Los protagonistas, interpretados por Alicia Vikander y James McAvoy son el plato más fuerte de todo el film. Su manera de actuar es sin duda lo más destacable de toda la cinta. Y es que ambos consiguen que te pongas en la piel de cada uno de ellos.

Una de las cosas que me dejó un poco desconcertada justo al empezar la película, fue la cantidad de términos científicos que se utilizan. Incluso para una persona con un vocabulario muy rico, ese inicio se hace definitivamente pesado. Aunque por otra parte, me pareció muy tierno algunas metáforas que Danielle (Alicia Vikander) le explica a James (James McAvoy) en una de sus primeras citas, nombrando la cantidad de capas y niveles que existen en el océano.

La narración del film se compone de continuos flashbacks a cuando la pareja se conoció en un encantador hotel, combinado con el presente de cada uno de los protagonistas, separados y viviendo cosas totalmente distintas. Danny, por su parte, está absorta en la búsqueda de pruebas que demuestren la creación de vida en el fondo del océano, mientras que James es capturado por los yihadistas, temiendo a cada segundo por su vida.

Para mí gusto, la película crea una atmósfera dramática poco creíble que finalmente no acaba de resolverse, y todo ese sufrimiento que Wenders nos obliga a padecer durante el film acaba desembocando en una duda que te deja con un mal sabor de boca poco predecible.

Te interesará además