Música

‘La casa de papel’: Un Secreto Sale a la Luz con la Policía Más Cerca que Nunca

‘La casa de papel’: Un Secreto Sale a la Luz con la Policía Más Cerca que Nunca
‘La casa de papel’: Un Secreto Sale a la Luz con la Policía Más Cerca que Nunca

En este cuarto capítulo de ‘La casa de papel’ se sufre y mucho por los atracadores que han conseguido tenernos de su lado. La policía está más cerca que nunca de ellos que, cegados por la tensión, bajan la guardia… Y algunos secretos se desvelan.

Suponemos que no teníais pensado ver el cuarto capítulo de ‘La casa de papel’ con la guardia baja pero, por si acaso, os advertimos: también va a ser de infarto. La tensión no va a rebajarse ni siquiera un poco y después de la conversación que mantuvimos con Alba Flores (Nairobi) y Jaime Lorente (Denver) en ‘Ponte En Serie’, el pasado jueves, mucho nos tememos que no ha hecho más que empezar.

Precisamente es la guardia lo que están bajando varios de nuestros atracadores. En concreto, un Río que sigue acercándose a Alison cuyas intenciones desconocemos… Hasta que consigue hacerse con su fusil, apuntarle y demostrarnos que su interés en Río, al menos el principal, tiene que ver con su forma de salir de esa situación.

Mientras Río se ve envuelto en una situación que El Profesor reprocharía de todas las formas posibles, el estado de Denver no es muy diferente. Con su padre, Moscú, de su lado, intenta seguir la pista de una Mónica que necesita cada vez más atención médica. La encuentran, después de que ella se haya escapado, pero eso no soluciona sus problemas: necesita una operación con urgencia y ellos no son capaces de intervenir.

Es entonces cuando un secreto sale a la luz: el suyo. Nairobi descubre lo que está sucediendo… Y la posibilidad de que les delaten ante el resto está en el aire -recordemos que Mónica debería estar muerta. Alba Flores ya nos contó que íbamos a conocer mucho mejor a su personaje en este cuarto capítulo así que, sí, estad preparados también para esto.

Tampoco lo está pasando nada bien la inspectora Murillo, a quien culpan del disparo que recibió Arturo mientras se encontraba con buena parte de los rehenes, además de Denver y Moscú, en la azotea. Sus propios compañeros y la prensa le dan la espalda, empezando a cuestionar que esté preparada para llevar a cabo esta operación.

Arturo, que recibió un disparo en el brazo, también necesita atención médica. Para ello, los atracadores permiten que un equipo de médicos penetre en el edificio… Y entre ellos se infiltra Ángel, el subinspector, sin saber que todos ellos conocen su identidad.

Lo que no saben es que otro equipo muy diferente también está entrando en la Fábrica de Moneda y Timbre: un grupo de policías ataviados con el ‘uniforme’ de los atracadores. Lo que os decimos: capítulo de infarto. Este martes 23 de mayo, a partir de las 22:40, en Antena 3.

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

Te interesará además