Música

La historia real de ‘Yo, Tonya’, un misterio en todo el mundo

La historia real de ‘Yo, Tonya’, un misterio en todo el mundo
La historia real de ‘Yo, Tonya’, un misterio en todo el mundo

El planeta entero ha caído rendido ante los pies de ‘Yo, Tonya’, una de las mejores cintas del año. Incluso aquellos que no conocían la historia detrás de la misma han sido atrapados por su magnetismo. Ahora, queremos descubrirte ese gran misterio. ¡Entra!

‘Yo, Tonya’ ha sido una de las películas más mediáticas de los últimos meses. Prácticamente desde el pasado otoño, no se ha hablado de otra cosa en Estados Unidos. Años después, cuando el drama parecía olvidado, la historia de Tonya Harding y Nancy Kerrigan regresaba a primera plana, aunque en esta ocasión lo hacía en forma de biopic protagonizado por una maravillosa Margot Robbie.

Sin embargo, la película ha logrado atrapar a millones de personas en todo el mundo, saltando sin esfuerzo las fronteras de Estados Unidos, algo que puede llegar a sorprender. Si bien allí el nombre de Tonya Harding sigue resonando en todos los rincones, siendo uno de los más conocidos a nivel nacional, tenemos que reconocer que en el resto del planeta prácticamente nadie sabía de quién estábamos hablando. Pero esto no ha sido un impedimento para que la cinta triunfe.

Ahora que todos nos hemos quedado asombrados, no sólo con la enorme calidad del film, sino con aquello que nos cuenta, es hora de que conozcamos ese gran misterio que ha sido para todos nosotros la vida de Tonya Harding, así como el infierno que nos muestran en ‘Yo, Tonya’.

Igual que si de un Madrid-Barça se tratase, la rivalidad establecida a mediados de los 90 entre Tonya Harding y Nancy Kerrigan, las dos mejores patinadoras sobre hielo de Estados Unidos, fue algo verdaderamente brutal. La primera era la imagen de la clase baja, una mujer que había sufrido absolutamente todo tipo de vejaciones a lo largo de su vida y que seguía sufriéndolas, el patito feo. La segunda, todo lo contrario, la representación de esas familias perfectas que siempre nos habían vendido, el sueño americano, la princesa de cuento.

El estallido de esta rivalidad llegó en la preparación para los Juegos Olímpicos de Invierno de Lillehammer. Durante un entrenamiento, un misterioso hombre atacó a Kerrigan, golpeándola con una barra de hierro en la rodilla y en repetidas ocasiones. Las imágenes posteriores al ataque aún siguen en la memoria de todos los estadounidenses.

La opinión pública no tardó en culpar a la propia Tonya Harding de lo ocurrido a su rival y la detención del marido de ésta y de un amigo del mismo, el autor material del ataque, no tardó en confirmar las sospechas de todo el mundo. El patito feo se convirtió así en demonio, en apestada, en la imagen de todo lo que desprecia Estados Unidos. Y, sin embargo, nunca llegó a ser acusada de manera formal.

Su marido, que en la cinta está interpretado por Sebastian Stan, así como el resto de sus amigos, acusaron a Tonya de ser el cerebro de la operación, algo que ella siempre negó. Aunque llegó a ir a los Juegos Olímpicos, estos no fueron más que la confirmación de que su éxito y su sueño habían llegado a su fin. Y, tras ello, confesó que poco tiempo después del ataque supo que había sido su marido quien lo había planeado, siendo así retirada de manera oficial de toda competición.

Ahora sabemos, gracias a entrevistas que ha concedido posteriormente, que Tonya Harding no le acusó por miedo al maltrato al que la sometía, un maltrato que vemos reflejado en la película. Además, la patinadora también ha confesado que después de acusarle, éste la violó junto a un amigo. Como ves, una vida oscura, repleta de dolor y que, sin embargo, no parece suficiente para eliminar esa demonización de Tonya Harding que existe en Estados Unidos.

De hecho, hay quien acusa a ‘Yo, Tonya’ de ser demasiado benévola con la patinadora. Como dice la propia Tonya Harding en la cinta, Estados Unidos siempre busca alguien a quien adorar y alguien a quien odiar. Es evidente a quién corresponde el segundo papel. Lo más curioso es que sigue sin saberse a ciencia cierta si estuvo implicada en el ataque a su rival. Un misterio que, según parece, nunca será resuelto.

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

¿Qué opinas de "La historia real de ‘Yo, Tonya’, un misterio en todo el mundo"?

Te interesará además