Música

Lara Álvarez explica el cambio de localizaciones en ‘Supervivientes 2018’

Lara Álvarez explica el cambio de localizaciones en ‘Supervivientes 2018’
Lara Álvarez explica el cambio de localizaciones en ‘Supervivientes 2018’

Lara Álvarez, nuestra voz y ojos en Honduras para ‘Supervivientes 2018’, ha querido explicar el por qué del cambio de localizaciones a estas alturas del programa y, sobre todo, qué puede ofrecer cada isla. ¡Entra y entérate de todos!

Lara Álvarez, presentadora de ‘Supervivientes 2018’ en Honduras, ha decidido mostrarnos y explicarnos más a fondo las nuevas localizaciones de los concursantes del reality de supervivencia por excelencia. Así pues, nos indica los puntos fuertes y los débiles de estas nuevas islas.

En primer lugar, los concursantes de ‘Supervivientes 2018’ tuvieron que vivir en Playa Uva, situada en Cayo Menor. Ahí convivían los dos grupos, separados por una valla. También se ubicaba la playa de juegos y, por supuesto, la maravillosa Palapa que visitan cada semana durante la gala de los jueves.

Después de la espectacular tormenta que vivieron los supervivientes, Playa Uva se llenó de suciedad, llena de algas arrastradas por el mar y, por supuesto, la valla que separaba ambos grupos estaba completamente destrozada. Al igual que el Mirador, que tampoco superó las inconveniencias del temporal.

Por tanto, el equipo de ‘Supervivientes 2018’ quiso trasladar a los concursantes a dos nuevas localizaciones. En primer lugar, se encuentra Cayo Paloma. Sin lugar a dudas, es todo un icono del reality de supervivencia. Tiene el inconveniente de que no hay leña para hacer fuego pero existen muchas facilidades para la pesca. Las palmeras y el mar son protagonistas en todo momento.

En segundo lugar, estamos ante la Playa Cabeza de León. Es una de las más impresionantes de todos los Cayos Cochinos de Honduras. Tiene el punto favorable de que hay gran cantidad de posibilidades para adquirir leña y, por si fuera poco, también se puede pescar con mucha facilidad. ¡Una gran localización!

Sea como sea, estas dos islas serán los nuevos hogares de nuestros queridos supervivientes. Ellos están más que felices con el cambio, más aún después del absoluto destrozo de Playa Uva tras el paso del complicado temporal que tanto les traumatizó. Nuevos equipos, nuevas localizaciones y, por tanto, nuevas aventuras por vivir.

Te interesará además