Música

Las mejores bromas de la Gala ‘Inocente, inocente’ 2017

Las mejores bromas de la Gala ‘Inocente, inocente’ 2017
Las mejores bromas de la Gala ‘Inocente, inocente’ 2017

Como cada año, la Gala ‘Inocente, inocente’ nos ha dejado grandes momentos y bromas que no vamos a olvidar en mucho tiempo. ¿No pudiste verla? No te preocupes, ¡aquí te dejamos las mejores!

El 28 de diciembre es una fecha señalada, en la que todos nos dejamos llevar por el niño que llevamos dentro y gastamos bromas sin parar. Pero el día de los Santos Inocentes es mucho más que un día en el que podemos permitirnos ser más traviesos de lo normal; también se ha convertido en una jornada en la que España se vuelca para ayudar a los pequeños que más lo necesitan a través de la Gala ‘Inocente, inocente’.

En este programa especial de Televisión Española somos testigos de diferentes bromas que han sufrido algunos de los rostros más populares de nuestro país, contemplamos sus reacciones y nos reímos. Pero, además, conocemos la realidad de niños que padecen enfermedades graves y que necesitan nuestra ayuda, para que la investigación de las mismas crezca y tengan más posibilidades de salir adelante y de vivir con dignidad.

Este año, la gala ha estado dedicada al cáncer infantil, una terrible enfermedad que afecta a millones de niños en todo el mundo y para cuya investigación se han recaudado más de dos millones de euros en una noche. Una cifra que puede significar mucho para todos estos pequeños que están luchando día a día.

Y entre testimonio y donación, la Gala ‘Inocente, inocente’ nos regaló, como ya hemos mencionado, bromas divertidas con las que pudimos conocer otra cara de nuestros famosos. Sin duda alguna, la mejor de todas fue la que sufrió Ana Obregón, a la que vimos completamente aterrada.

La madrileña vio cómo caía un meteorito justo al lado de la casa en la que se encontraba y entró en pánico en seguida. Por mucho que le aseguraran que no iban a caer más, Ana Obregón no se sentía nada segura al aire libre y contemplando ese cuerpo que había llegado del espacio. ¡Fue genial!

Por otro lado, no podemos olvidarnos de la broma sufrida por el patinador Javier Fernández, quien se convirtió en especialista en arte por un momento y vio cómo robaban un cuadro de Pablo Picasso delante de sus narices. En este caso no le vimos perder la compostura, pero lo cierto es que pasó un mal rato.

La tercera en discordia es, sin duda, la de Enrique Cerezo. El presidente del Atlético de Madrid se quedó a cuadros cuando se encontró con un pastor, sus ovejas y una abogada en las puertas del Wanda Metropolitano, reclamando el paso por el centro del estadio. Tampoco perdió la compostura, pero los nervios no se los quitó nadie.

Como ves, una noche muy especial, cargada de risas y también de momentos emotivos, así como de un importante mensaje: no podemos girar la cara ante enfermedades como el cáncer.

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

Te interesará además