Música

‘Los odiosos ocho’, la peor película de Quentin Tarantino

‘Los odiosos ocho’, la peor película de Quentin Tarantino
‘Los odiosos ocho’, la peor película de Quentin Tarantino

Quentin Tarantino nos ha regalado grandes obras en las últimas décadas… Y falló en la octava. ¿Qué le pasa a ‘Los odiosos ocho’ para ser considerada la peor?

Vaya por delante que hablar de ‘Los odiosos ocho’ como la peor película de Quentin Tarantino no significa que sea una mala película, no voy a caer en calificarla como tal. Ni siquiera esto es una verdad universal, pues este octavo título del director provocó reacciones tan diversas que podríamos pasar años enteros debatiendo sobre el valor que le concedemos por encima de otras películas con su firma.

Hay detalles en ‘Los odiosos ocho’ que funcionan, evidentemente. Estamos hablando de uno de los mejores directores de la historia del cine, con una marca personal y un talento inigualable para regalarte ese momento que te dejará con la boca abierta durante días enteros. La fotografía es excelente, la construcción de los personajes es correcta (aunque Tim Roth suplantando a Christoph Waltz no lo es tanto) y varias escenas, sobre todo en torno al final de la película, me llevaron de regreso al Tarantino que más me gusta.

Pero también me resultó excesivamente larga. Sobra metraje. Tarantino se quiere mucho a sí mismo, y eso está bien, de esa manera hemos disfrutado de varias de los mejores momentos del cine de las últimas décadas, pero en este caso yo no le quise tanto. Porque el principal problema de ‘Los odiosos ocho’, a mi modo de ver las cosas, es que me marché del cine con la sensación de no haber extraído nada interesante de la película.

Además de un guión que sentí algo flojo, todavía no tengo demasiado claro qué quería contarnos. Quizá fue un problema de conexión con la historia (a veces pasa, y uno no sabe exactamente por qué), pero estuve fuera de ella constantemente. Nunca me había pasado con Tarantino. No concluí el visionado con ninguna idea interesante a la que dar vueltas y aunque no quiero librarme de toda culpa, lo cierto es que no me siento demasiado culpable.

No encuentro en ‘Los odiosos ocho’ ninguna idea lo suficientemente interesante por la que merezca la pena estar tres horas sentada en una butaca de cine o en el sofá de tu casa mirando una pantalla. Tampoco nunca antes había pensado esto con Tarantino.

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

Te interesará además