Música

Michael Stuhlbarg o la gran injusticia de los Premios Oscar

Michael Stuhlbarg o la gran injusticia de los Premios Oscar
Michael Stuhlbarg o la gran injusticia de los Premios Oscar

Somos un detector humano de injusticias, y quizá la mayor que se ha cometido en estos Premios Oscar 2018 tiene nombre y apellidos: Michael Stuhlbarg. Te contamos por qué este actor merecía mucho más. ¡Entra!

Es prácticamente imposible que llueva a gusto de todos, lo sabemos. Cada año, en los Premios Oscar, no podemos evitar hablar de todos esos ausentes que, desde nuestro punto de vista, merecían al menos una nominación y que, por h o por b, han quedado fuera de esa exclusiva lista. Y en esta ocasión ha vuelto a ocurrir, nos faltan nombres que deberían aparecer en ella sí o sí.

Quizá el más claro ejemplo de esto lo encontramos en el que ha sido el mejor secundario de la ‘temporada’, un actor que aparece hasta en un total de tres de la nueve nominadas a Mejor Película y que, sin embargo, ha visto cómo su trabajo no era suficiente para la Academia en lo que a términos de una nominación se refiere. Hablamos, por supuesto, de Michael Stuhlbarg.

El estadounidense nos ha dado una verdadera lección de interpretación en todos y cada uno de sus últimos trabajos, siendo capaz de destacar en la justa medida, sin robar el protagonismo a los personajes principales a los que ha acompañado con absoluta exquisitez. Un complicado trabajo que ha defendido con un acierto que casi roza la perfección.

Sin ir más lejos, su papel en ‘Call Me By Your Name’, en la que interpreta al profesor Perlman, es cuanto menos fundamental. De hecho, Stuhlbarg nos regala una de las escenas más emotivas de la película, en la que su conversación con Elio logra humedecernos los ojos y secarnos la boca. La dulce potencia que demuestra en esta y en el resto de sus escenas no ha sido suficientemente reconocida por la Academia.

Como tampoco lo ha sido la temerosa delicadeza con la que interpreta al doctor Hoffstetler en ‘La forma del agua’. Una vez más, Michael Stuhlbarg consigue en la película de Guillermo del Toro conectar de forma directa con el público, siendo el mayor nexo de unión de la cinta con éste. Y una vez más, la Academia no ha creído necesario ni pertinente premiar su brillante trabajo con una nominación.

Ni que decir tiene que lo mismo ha ocurrido con su papel de Abe Rosenthal, editor del New York Times, en ‘Los archivos del Pentágono’. Este tercer largometraje cierra el triángulo de proyectos que ha afrontado Stuhlbarg en el último año, firmando todos con un nivel altísimo y que, sin embargo, han pasado medianamente desapercibidos para los académicos.

Claro está que el cine, como todas las artes, tiene su parte de subjetividad, pero en este caso la injusticia es evidente para todos. Es cierto que no ha disfrutado de un papel protagonista, que no ha tenido escenas potentes de rabia y de contención, pero lo que ha hecho Michael Stuhlbarg este año ha sido incluso más valioso. Sin su trabajo, tres de las grandes podrían haberse venido abajo fácilmente. Un pilar necesario que merecía mucho más.

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

Te interesará además