Música

Pamela Anderson acusa a las víctimas de los abusos de Harvey Weinstein

Pamela Anderson acusa a las víctimas de los abusos de Harvey Weinstein
Pamela Anderson acusa a las víctimas de los abusos de Harvey Weinstein

Para Pamela Anderson, las víctimas de los abusos de Harvey Weinstein también tienen algo de culpa en lo que ha pasado. Dentro os contamos qué ha dicho exactamente.

Es una pena que sigamos escuchando este tipo de declaraciones. Declaraciones en las que las víctimas terminan convirtiéndose en las culpables de algún modo cuando la única persona culpable, la única persona a la que se le puede reprochar algo, es la persona que ha cometido el delito, sea del tipo que sea. No hay discusión al respecto.

Sin embargo, Pamela Anderson tenía algo que decir. Hablando con la presentadora Megyn Kelly, se tocó el tema de los abusos que Harvey Weinstein ha estado cometiendo durante décadas en la industria del cine. Decenas de mujeres han denunciado su comportamiento y muchas de ellas han asegurado haber sido violadas.

Aunque lo lógico es que, en casos así, todos apoyemos a las víctimas y no cuestionemos sus acciones, pues por bastante han tenido que pasar, Pamela tenía algo que decir al respecto. Y es que, según su manera de ver las cosas, las víctimas también tienen algo de culpa.

«Es de conocimiento popular los productores o las personas en Hollywood a las que hay que evitar en privado», comenzaba, para después añadir que «sabes en lo que te estás metiendo cuando vas a una habitación de hotel» y que ella, cuando era joven, usaba el «sentido común» para evitar situaciones incómodas.

«Cuando llegué a Hollywood, por supuesto que tuve muchas ofertas de hacer audiciones privadas y cosas que no tenían ningún sentido. Sólo usa el sentido común: no entres en una habitación de hotel sola», continuó. Kelly le explicó entonces que muchas de esas mujeres habían tenido esas reuniones llevadas por sus asistentes, en muchos casos también mujeres, y entonces Pamela aseguró que esas mujeres deberían insistir para que, junto con ellas, hubiera otra persona en la habitación, en esa reunión. «Eso es lo que deberían haber hecho. Envía a alguien con ellas. Creo que es una manera fácil de remediar esto», respondió.

El problema es el siguiente: ninguna mujer sola debería saber que necesita protegerse o que debería eludir reuniones -que, además, en principio son solamente reuniones profesionales. Lo que debería suceder es que los hombres como Harvey Weinstein deberían tener claro que a todas esas mujeres tienen que respetarlas, no intimidarlas ni coaccionarlas de alguna manera. Ese es el verdadero problema a resolver y eso es de lo que se tiene que hablar. Basta de culpabilizar a las víctimas.

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

Te interesará además