Música

¿Por qué ‘Yo, Tonya’ debería estar nominada a Mejor Película?

¿Por qué ‘Yo, Tonya’ debería estar nominada a Mejor Película?
¿Por qué ‘Yo, Tonya’ debería estar nominada a Mejor Película?

Como siempre, hay notables ausencias en alguna que otra categoría de los Premios Oscar. Quizá la más destacable es la de ‘Yo, Tonya’ en Mejor Película, y es que la cinta de Craig Gillespie merecía al menos una nominación. ¡Te lo contamos!

El ser humano es un ser inconformista. No importa lo que nos den, siempre vamos a querer más o vamos a querer algo diferente. Incluso cuando ese algo no nos atañe de manera directa, no podemos evitar encontrar esas injusticias que nos enfadan y nos irritan. Sin ir más lejos, ¿quién no se ha enfadado en alguna ocasión con la Academia? ¿A quién no le han disgustado los nominados y ganadores de los Premios Oscar?

Como era de esperar, en esta edición los cinéfilos de todo el planeta ya han destacado algunos ausentes en esta extensa lista de películas, actores, actrices, directores y directoras, guionistas, etc. que han visto reconocido su trabajo mediante estas nominaciones que tanto significan. Y si hay un largometraje que prácticamente todo el mundo menciona en lo que a injusticias se refiere, ese es ‘Yo, Tonya’.

La cinta dirigida por Craig Gillespie ha sorprendido a todo el mundo con su frescura, capaz de atrapar incluso a aquellos que ni siquiera sabían de la existencia de Tonya Harding antes de que Margot Robbie se metiera en su piel. Pese a tratar una polémica algo local, si tenemos en cuenta que no era conocida en todo el planeta, ‘Yo, Tonya’ tiene la virtud de ser magnética para absolutamente todos los espectadores.

Y merecía estar nominada a Mejor Película. Somos conscientes del nivel de este año, de que sería complicado sacar a alguna de las películas de la lista para situar esta en su lugar, pero lo verdaderamente complicado es comprender por qué no se encuentra ahí. Una cinta que puede presumir de haber encontrado el punto exacto para que su ritmo vertiginoso no se pase de la raya y el equilibrio entre esas interpretaciones abrumadoras y la compleja sencillez de la propia historia, lo que, sin embargo, parece no haber sido suficiente para los académicos.

‘Yo, Tonya’ no sólo puede presumir de ser una de las mejores películas del año en cuanto a aspectos meramente técnicos, sino que quizá se encuentre en el primer puesto en lo que a narrativa se refiere. La cinta no decae ni un solo momento, mantiene el nivel altísimo desde el primer minuto al último y sabe estar en ese límite que tanto nos gusta y que tan peligroso es. Un centímetro más y podría haber rozado la exageración, un centímetro menos y haberse quedado corta, cerca del tedio. Pero no, ‘Yo, Tonya’ y Craig Gillespie tocan la perfección.

Las interpretaciones son, directamente, de otro mundo. Margot Robbie y Allison Janney han recibido su premio en forma de nominación, mientras que Sebastian Stan debe conformarse con escuchar cómo todo el mundo habla de lo mucho que merecía, pese a lo poco que ha tenido. Los tres están impecables en las escenas que comparten, pero también en las que recrean esas entrevistas personales, donde tratan de manipular al espectador cada uno a su manera. ¿Y esos instantes en los que se rompe la cuarta pared? Una maravilla audiovisual y cinematográfica.

‘Yo, Tonya’ es un largometraje completo, estretenido, bien construido, trabajado, entendido y enfocado de la mejor manera posible. Es una clase de cómo debe crearse un film, de lo que debe tener para atrapar al espectador, siendo honesto en todo momento. Y no hay una razón que explique mejor por qué debería estar nominada al Oscar.

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

Te interesará además