Música

¿Qué problemas tiene Adrián Rodríguez con Hacienda?

¿Qué problemas tiene Adrián Rodríguez con Hacienda?
¿Qué problemas tiene Adrián Rodríguez con Hacienda?

El ya ex concursante de ‘Supervivientes 2018’ se despidió del programa después de unas extrañas palabras de su amigo Abraham que desconcertaron a todo el mundo. Dentro os contamos lo que está pasando.

Como seguramente sepáis, Adrián Rodríguez abandonó ‘Supervivientes 2018’ el pasado domingo 1 de abril. Al menos, fue el día en el que comunicó su decisión al equipo del programa de Telecinco, que lo transmitió a la audiencia. Tomó esta decisión tras verse incapaz de soportar el duro juego que implica el reality más complicado de todos.

Adrián explicó que, lamentándolo mucho, ni su cuerpo ni su mente estaban preparados para seguir con la aventura. Estaba sufriendo y necesitaba volver al psicólogo, pues empezaba a encontrarse mal. Y aunque las penalizaciones tras un abandono voluntario son grandes, aquí os lo contamos, lo que prima en estos casos es la salud. Así que Adrián decidió abandonar.

Todos podemos comprenderlo y no hubo demasiada sorpresa, pero sí vivimos un momento desconcertante que no pudo ser pasado por alto. Durante una conexión con plató, su amigo Abraham, que sabe bien lo que es ser un superviviente, le dijo unas palabras que nos hizo pensar que Adrián no debía abandonar porque estaba lleno de deudas. ¿Qué significaba todo esto?

El propio Abraham quiso aclararlo durante el último programa de ‘Sálvame’. Aunque se podía haber interpretado de la manera en que realmente lo interpretamos todos, lo cierto es que lo que ha sucedido es exactamente lo contrario: quien tiene problemas con Hacienda, quien tiene deudas, es Abraham. Al menos, quien las ha tenido.

Y durante esos momentos complicados, es Adrián quien ha sabido estar a su lado. Abraham, con sus palabras, lo que quería era recordarle que podían llegar duros momentos, como los que él mismo atravesó, y que por eso debía aguantar tanto como fuera posible, para impedir tener que vivirlos él también.

A Adrián no le importó demasiado, pues ya tenía la decisión tomada. Solo nos toca desearle lo mejor y esperar que no se vea arrastrado por lo que ya le advirtió su amigo.

Te interesará además