Música

Ryan Reynolds y su batalla contra la depresión

Ryan Reynolds y su batalla contra la depresión
Ryan Reynolds y su batalla contra la depresión

Estamos acostumbrados a ver a un Ryan Reynolds distendido y bromista, pero la realidad del actor es bastante diferente. Así ha hablado de su batalla contra la depresión.

Si pensamos en Ryan Reynolds, solamente con evocar su recuerdo, es más que probable que se nos dibuje una sonrisa en la cara. El actor canadiense se ha convertido en uno de los más queridos a nivel mundial, sobre todo desde que llegar a nuestras manos ‘Deadpool’, un proyecto en el que ha invertido mucho esfuerzo (y lo que no es esfuerzo).

Precisamente por la enorme cantidad de carcajadas que nos provoca, tanto siendo él mismo como cuando se mete en la piel del personaje, hemos creado una imagen del actor en nuestra cabeza en la que todo es felicidad, sonrisa, bromas y mucho cachondeo. Sin embargo, la realidad es muy diferente.

Como todos los seres humanos, Ryan Reynolds no es una máquina y también vive momentos complicados, como aquellos que atraviesa cuando la ansiedad que padece se apodera de él. El canadiense ha hablado en varias ocasiones de esto, mostrando así la realidad de muchas personas que generalmente no tienen el altavoz que merecen.

El actor confesó que cuando era más joven decidió enfrentarse a esta ansiedad saliendo de fiesta, dejándose llevar, tratando de eliminarla de esta manera. Algo que cambio por completo cuando decidió que debía centrarse en su carrera. Y fue entonces cuando la ansiedad hizo acto de presencia antes de eventos importantes, entrevistas, presentaciones…

«Tengo ansiedad. Siempre la he tenido. He sufrido tanto la más ligera que te hace tener ansia acerca de algo determinado como la que te lleva a las mayores profundidades del espectro, y eso no es divertido», confesó Ryan Reynolds en una entrevista concedida a The New York Times.

Fue ahí donde comentó que todas esas bromas que hace, ese personaje divertido que aparece en este tipo de actos, es una especie de caparazón para vencer a la ansiedad. «Al abrirse el telón, me convierto en este cabeza hueca, que toma el control y se va una vez he salido del ‘set’. Es el mejor mecanismo de defensa. Comprendí que si vas a saltar desde un acantilado, lo mejor sería poder volar».

Unas palabras verdaderamente valiosas, que vuelven a eliminar esa creencia que muchos poseen de que en Hollywood todo es felicidad y lujo.

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

Te interesará además