Música

Sebastian Stan, el secundario perfecto sin el que ‘Yo, Tonya’ no habría triunfado

Sebastian Stan, el secundario perfecto sin el que ‘Yo, Tonya’ no habría triunfado
Sebastian Stan, el secundario perfecto sin el que ‘Yo, Tonya’ no habría triunfado

No ha recibido el reconocimiento que merece, pero sería absurdo pensar que ‘Yo, Tonya’ habría sido igual sin el enorme trabajo de Sebastian Stan. Un secundario perfecto que ha hecho que Margot Robbie y Allison Janney brillen aún más si cabe. ¡Te lo contamos!

El protagonista lleva todo el peso de la historia, sí, es cierto. Generalmente todo transcurre en torno a él y las acciones del resto tienen sentido y consecuencias porque el protagonista existe. Y, sin embargo, muchas veces son los secundarios los que permiten que éste brille y destaque, que tenga la fuerza y la potencia que necesita. Algo que vemos perfectamente reflejado en ‘Yo, Tonya’.

Es indudable que Margot Robbie ha firmado aquí su mejor interpretación hasta el momento, convirtiéndose en Tonya Harding y conectando de manera directa con el público. Sin embargo, nada de esto habría sido posible sin Allison Janney y su brillante LaVona Harding, Y, yendo más lejos, ninguna de las dos habría alcanzado el altísimo nivel que nos han mostrado en ‘Yo, Tonya’ si no fuera por la generosidad y el gran trabajo de Sebastian Stan.

Quien ya conocía al actor rumano de otros proyectos como la miniserie ‘Political Animals’, donde nos regaló quizá una de sus mejores interpretaciones, no se ha sorprendido al encontrarse aquí a un Sebastian Stan potente, embaucador, capaz de destacar cuando tiene que hacerlo y también capaz de ser ese pilar en el que se apoya todo cuando quien debe brillar son sus compañeras de reparto.

El personaje de Jeff Gillooly podría haber sido un caramelo envenenado para él y para cualquiera. No es nada sencillo dar vida a alguien tan despreciable, pero a la vez tan magnético. Una persona que, como dice la propia Tonya Harding en la cinta, sea capaz de embaucarte con sus palabras, pese a que en todo momento sepas el tipo de ser que es. Y Sebastian Stan ha logrado hacer exactamente esto.

Sus propias compañeras de reparto, Margot Robbie y Allison Janney, han destacado en numerosas ocasiones la calidad de su trabajo en la cinta, así como lo fácil que les ponía absolutamente todo. Ha faltado el reconocimiento en el ámbito de los premios, pero el aplauso del público, de la crítica y de sus propios compañeros de profesión lo tiene más que asegurado.

Este tipo de interpretaciones son, quizá, las más sufridas en el mundo del cine. Son tan importantes o más que las de los propios protagonistas, pero, sin embargo, no deben destacar prácticamente en ningún instante. Lograr la brillantez sin sobresalir por encima del resto es casi un imposible. Pero Sebastian Stan ha demostrado que los retos complicados son lo suyo. ¿Para cuándo el siguiente?

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

¿Qué opinas de "Sebastian Stan, el secundario perfecto sin el que ‘Yo, Tonya’ no habría triunfado"?

Te interesará además