Música

Son sólo niños, déjenlos crecer

Son sólo niños, déjenlos crecer
Son sólo niños, déjenlos crecer

La segunda temporada de ‘Stranger Things’ ha llegado y ha arrasado, pero también ha venido acompañada de un fenómeno inaceptable del que todo el mundo habla: la sexualización de sus protagonistas. ¡Te lo contamos!

‘Stranger Things’ se ha convertido en una de las series más vistas en los últimos años. La combinación de una historia diferente, guiños al pasado y un reparto brillante ha logrado atrapar a espectadores de todas las edades y procedencias, hasta el punto de convertirse en algo masivo.

El estreno de la segunda temporada, que tuvo lugar el pasado mes de octubre, ha servido de confirmación definitiva: lo de ‘Stranger Things’ no fue cosa de un golpe de suerte, sino que la producción de Netflix es ya una de las imprescindibles para los más seriéfilos. Sin embargo, junto a todo este éxito, ha surgido y ha crecido otro fenómeno que es totalmente inaceptable.

Hablamos, como ya imaginarás, de la sexualización de los protagonistas de ‘Stranger Things’. ¿Quién no ha escuchado hablar a estas alturas de la famosa revista que nombraba a Millie Bobby Brown como una de las personas más sexys del cine? ¿Y quién no ha visto comentarios inapropiados hacia el resto de niños en sus redes sociales?

Hemos llegado a un punto en el que parece que todos nos hemos olvidado de que estamos hablando de niños de entre 13 y 16 años, hemos acabado de un plumazo con su infancia y hemos decidido convertirles en objetos, algo que no debería ocurrir en ningún caso, y mucho menos si hablamos de menores.

Precisamente esto ha sido lo que han querido reflejar las chicas de ‘Ponte en Serie’ en su último vídeo, en el que han reflexionado acerca de esta sexualización y han analizado la situación tan extrema a la que hemos llegado, en la que directamente nos creemos dueños de todo y de todos.

Un tema muy polémico y muy complejo, pero en el que una cosa está muy clara: ha llegado la hora de frenar esta tendencia. Es necesario pararse a pensar que estamos hablando de niños, por muy adultos que los veamos a través de la gran pantalla, y dejar nuestro egoísmo y superioridad a un lado. Que crezcan al ritmo que su cuerpo y su alma les pidan.

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

Te interesará además