Música

‘Star Wars’, una pasión cada vez más tóxica

‘Star Wars’, una pasión cada vez más tóxica
‘Star Wars’, una pasión cada vez más tóxica

Los últimos acontecimientos sucedidos en el universo galáctico nos llevan a hablar de ‘Star Wars’ como una gran pasión que ha ido empeorando con el tiempo. ¿Por qué está pasando esto?

En esta última semana, hemos vivido otros dos tristes acontecimientos dentro del universo de ‘Star Wars’. Kelly Marie Tran, la encargada de dar vida a Rose en ‘Star Wars: Los Últimos Jedi’, tenía que abandonar su cuenta personal de Instagram después de meses siendo acosada por un sector de los seguidores que ha quedado descontento tras el estreno de su película.

A esto se le sumaba el hecho de que Mark Hamill, el encargado de dar vida a Luke Skywalker, no dudaba en expresar un enfado lógico por esto, proponiendo a aquellos que habían ido en contra de Kelly que se buscaran una vida, según sus propias palabras. No es un buen momento para ‘Star Wars’, más teniendo en cuenta que hace unos días surgía el rumor de que Kathleen Kennedy dejaría la presidencia de Lucasfilm.

¿Qué está pasando con ‘Star Wars’? Está pasando que desde hace un tiempo, un sector importante del fandom no está contento con la manera en la que se están haciendo las cosas. Y entendemos que esto sea así, porque entendemos que no todo el mundo está a favor de los cambios, las evoluciones y las novedades, y porque entendemos que la saga original de ‘Star Wars’ es el recuerdo que tiene una importa y es lo que quiere. Allá cada uno con sus gustos, pero ¿dónde ha quedado el respeto, la tolerancia y las discusiones tranquilas sobre los diferentes aspectos de este universo galáctico? ¿Qué es exactamente lo que uno gana cuando insulta a quien opina que ‘Los Últimos Jedi’ es la cinta que ‘Star Wars’ necesitaba para seguir adelante?

Es una pena ver en lo que nos estamos convirtiendo. Es una pena ver en lo que se está convirtiendo esta gran pasión que unió a tantas personas y que nos hizo creer en la ciencia ficción, en que todo era posible, en seres de otros planetas que no hubiéramos podido imaginar en cien vidas de no ser por la mente privilegiada de las personas que se decidieron a crearlos. ¿Dónde ha quedado todo eso? Aparentemente, para muchos ha desaparecido. Ya no importa.

La saga ha dado un giro importante, Lucasfilm ha cambiado, se ha adaptado a los nuevos tiempos y nos está ofreciendo respuestas a las necesidades de la sociedad, y quien quiera vivir en la tradición puede seguir haciéndolo, porque es igual de respetable que decidir avanzar, pero no hace falta para ello arrastrar con nosotros a personas como Kelly Marie Tran, que seguramente estuvieran cumpliendo un sueño participando en esta última película. No hacía falta tampoco atacar a Daisy Ridley por hacerse con un merecido papel protagonista en esta nueva trilogía, no hacía falta desprestigiar el valor de las mujeres ni hacía faltar escupir a una saga que aboga por la igualdad y por equilibrar un poco las cosas.

Puede no gustar la nueva era, lo que no puede ser es que ataquemos a quienes la están viviendo con la misma ilusión que aquellos que vivieron las anteriores. Lo único que estamos consiguiendo es convertir el fandom de ‘Star Wars’ es un fandom tóxico y nada recomendable.

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

Te interesará además