Música

Supertramp: Estas canciones nos han marcado para siempre

Jamás las olvidaremos
Supertramp: Estas canciones nos han marcado para siempre
Supertramp: Estas canciones nos han marcado para siempre

Supertramp es una de esas bandas que, pase el tiempo que pase, siempre nos traerán grandes recuerdos gracias a sus canciones.

Por Natalia Sabariego

Drogas, fuertes discusiones y rock and roll: podrían ser los ingredientes necesarios para que una película triunfe. Sin embargo, es la historia resumida de la legendaria banda de rock progresivo Supertramp. El grupo ha conseguido consagrarse como uno de los conjuntos musicales de culto de la historia de la música.

Los inicios de la banda ya determinarían cuál iba a ser su destino: la banda llegó a cambiar hasta 24 veces de integrantes, llegando a ser 8 miembros en total, cuando empezaron siendo 4. Las continuas peleas entre Rick Davies (voz, teclado y armónica) y Roger Hodgson (voz, guitarra, bajo, chelo, flauta y teclado) crearon un ambiente hostil en Supertramp.

El génesis del estrellato de la banda tiene que ver con las posturas musicales tan diferentes que mantenían Davies y Hodgson. El primero tenía mayoritariamente influencias del jazz y el blues, mientras que el segundo se decantaba más por el pop y la música psicodélica.

La formación contó con Sam Mieseages, un millonario filántropo neerlandés que quiso apoyar a la banda inglesa económicamente. Sin embargo, tiempo después retiró su ayuda financiera; para su desgracia justo cuando Supertramp tocó el éxito.

Pero Supertramp, no siempre fue Supertramp. Cuando Rick Davies colocó un anuncio en la revista Melody Maker y se sumaron Roger Hodgson, Richard Palmer-James (guitarras) y Keith Baker (percusión), el grupo decidió llamarse ‘Daddy’, un nombre que no les hizo ningún favor ya que les confundían con el grupo ‘Daddy Longlegs’. Finalmente, Davies propuso Supertramp (que se traduciría Vagabundo), inspirado en la ‘Autobiografía de un súper vagabundo’ del poeta y escritor W.H. Davies.

El primer éxito que cultivaron fue ‘Crime of the century’ publicado en 1974, a la crítica le encantó y llegó a ser el puesto cuatro en la lista UK Albums Chart. En este álbum el single ‘Dreamer’ alcanzó el número trece en la lista de éxitos de Reino Unido. En una encuesta publicada de 1998 en la que participaron más de 200.000 personas, consagraron este álbum como uno de los mejores álbumes que jamás se habían publicado.

‘Dreamer’ y ‘School’

Para la producción de ‘Dreamer’, Roger Hodgson se grabó golpeando cajas de cartón como instrumento de percusión, acompañado de su voz y un piano. Supertramp utilizaron los efectos de esos sonidos y grabaron una nueva versión a partir de esa grabación.

Otra de las canciones más icónicas de este disco es ‘School’: compuesta también por Roger Hodgson cuenta el conformismo que aprehendemos del sistema educativo. Una canción que se puede equiparar a ‘Another brick on the wall’ de Pink Floyd. Este tema será muy recurrente en otras de sus canciones: The Logical Song. Probablemente la más famosa y la canción por la que más se conoce al conjunto musical.

Más tarde de este éxito, vino el álbum ‘Crisis? What Crisis?’, un título simbólico ya que la banda no estaba pasando por su mejor momento: tuvieron que cancelar la gira por una lesión en el brazo de Hodgson y no pudieron cumplir con los plazos de entrega de nuevas canciones para el álbum, por lo que paralizaron la producción.

Aun así, fueron capaces de completar el disco e incluir temas tan especiales como los sencillos ‘Ain´t nobody but me’ o ‘Lady’. Sin embargo, años más tarde, Hodgson en una entrevista declaró que detestaba este trabajo por lo apresurado y la presión que tenían encima para terminar este trabajo.

‘Give A Little Bit’

Pero después de la tormenta siempre viene la calma. Vinieron los dos mejores discos que les lanzaron hacia el triunfo de sus carreras: ‘Even in the Quietest Moments’ y ‘Breakfast in America’. En este primer disco encontramos el tema ‘Give a Little bit’, una canción en la que Hodgson había estado trabajando hacía mucho tiempo.

Bob Siebenberg relató que “Roger había estado trabajando en Malibú (California) durante bastante tiempo en esta melodía. Escuché la canción en habitaciones de hotel y sitios como esos. Tenía la canción en una pequeña cinta cuando me uní por primera vez al grupo, así que estaba familiarizado con la melodía.

Probamos varias cosas sobre la batería y me pareció adecuado acompañarla con la caja… dándole algo así como el latido de un tren. Así que está todo en la caja y en el bombo, sin ningún relleno con el tom-tom ni nada por el estilo”. La canción llegó al puesto número 16 de Billboard 200 y al 12 de los discos más vendidos en Reino Unido.

‘The Logical Song’

Pero con el álbum con el que llegó a los puesto más altos fue ‘Breakfast in America’, alcanzando los números tres en Reino Unido y los más altos en Canadá y Estados Unidos. ‘The Logical Song’ fue el sencillo que publicaron y cuenta la historia de un hombre que rememora su niñez, después de haber pasado por experiencias que le marcaron en su enseñanza. La canción fue también compuesta por Hodgson y cuenta su historia personal cuando le mandaron a un internado fuera de su país. La canción permaneció tres meses en las listas de éxitos.

Después de este álbum, Hodgson se marchó del grupo. Él mismo inició su carrera en solitario y aún a día de hoy sigue dando conciertos donde interpreta las canciones compuestas por él mismo. Sin embargo, el que fuera voz de la banda y principal compositor sí volvió a tocar en determinados eventos junto a Supertramp. Con la marcha de Hodgson, Davies consiguió devolver a Supertramp las influencias musicales que a él le marcaron, muy lejos del pop.

Lo que es indudable es que 50 años después de la formación del grupo, aún hoy las canciones de Supertramp nos siguen acompañando. El legado y el espíritu crítico que una vez lo formaron han influido en la formación de grupos: David Bowie, Madness e incluso el grupo español Love of Lesbian.

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

Te interesará además