Música

‘Supervivientes 2018’: Sofía Suescun vive con un muerto y es el responsable de su éxito en los concursos

‘Supervivientes 2018’: Sofía Suescun vive con un muerto y es el responsable de su éxito en los concursos
‘Supervivientes 2018’: Sofía Suescun vive con un muerto y es el responsable de su éxito en los concursos

Sofía Suescun es una de las grandes protagonistas de esta nueva edición de ‘Supervivientes’. Recientemente, en la isla, salió a la luz que podría vivir con un muerto, siendo él el responsable de su gran éxito en concursos. ¡Entra!

Sofía Suescun, sin lugar a dudas, se ha convertido en una de las absolutas protagonistas de esta nueva edición de ‘Supervivientes’. ¡No es para menos! Ella y su sinceridad nos están haciendo partícipes de un gran número de momentos que están sucediendo en la isla de Honduras.

Pero hay un detalle que ha pasado desapercibido pero, actualmente, vuelve a estar presente en los espectadores. Todo empezó cuando en la tercera gala de ‘Supervivientes’, aparte de varios enfados con Saray Montoya y un desmayo de Adrián Rodríguez, también la propia Sofía Suescun se vio envuelta en un peculiar tema.

Los habitantes del ‘Lado Salvaje’ decidieron hablar sobre una serie de confesiones que realizó la ganadora de ‘Gran Hermano 16’ que sorprendieron a muchos de ellos. “Cuando se duerme, dice que no nos extrañemos si la oímos hablar lenguas distintas. Eso lo hace el demonio”, aseguró el Maestro Joao.

Saray Montoya aseguró lo siguiente al propio Jorge Javier Vázquez: “Yo lo respeto todo. Cada uno que crea en lo que quiera, pero esas cosas las hace el demonio”. ¡Pero no todo quedó ahí! María Jesús Ruiz comentó a Logan que Sofía les había confesado que vivían con un muerto. ¡Lo que lees!

“El muerto trabaja para ellas y gracias a él llega tan lejos en los concursos. Cuando tiene novio, el muerto se pone celoso y entorpece su vida. Por eso a ella le va todo peor. Es como si estuviera enamorado de ella, por eso le engañan todos los novios”, confesó la ex Miss España.

Sofía, al escuchar las palabras de sus compañeros, decidió intentar aclararlo aunque sin negarlo: “Es un tema delicado. Yo sé lo que tengo al lado. Creo en mis energías, en mis fuerzas y ya está. Es respetable”. De esta forma dejó de seguir dando vueltas al tema. ¿Volverá a sacar la conversación? ¿Lo confesará? ¡No perderemos detalle!

Te interesará además