Música

The Walking Dead contra Juego de Tronos, ¿Qué Serie Ver?

Etiquetas

Avatarpor Redacción
  • WhatsApp
  • facebook
  • Tweet
  • pinit
burlon
The Walking Dead contra Juego de Tronos, ¿Qué Serie Ver?
The Walking Dead contra Juego de Tronos, ¿Qué Serie Ver?

En los últimos días nos hemos encontrado una batalla interesante en redes sociales que nos ha llevado a hacernos una pregunta que os trasladamos… ¿The walking dead o Juego de tronos? ¿Cuál es mejor? ¿Cuál debéis ver?

The walking dead vs. Juego de tronos. Juego de tronos vs. The walking dead. Parece una batalla absurda pero, en realidad, es una batalla que lleva dándose muchos años en diferentes aspectos, sobre todo en lo que se refiere a la audiencia.

En los últimos días, con la caída de espectadores que ha sufrido The walking dead en esta controvertida séptima temporada, ha vuelto a surgir un debate en torno a las dos series que más personas han movido en los últimos años -con permiso de Breaking Bad. Ha sido en redes sociales donde se ha expuesto esa eterna pregunta para la que algunos encuentran respuesta mientras que otros preferimos observar en silencio y extraer conclusiones.

¿Qué serie es mejor? ¿Qué serie merece más la pena? ¿Es The walking dead mejor que Juego de tronos? ¿Es Juego de tronos mejor que The walking dead? Si no has visto ninguna de las dos, ¿cuál deberías empezar primero? ¿Cuál tienes que descartar desde este mismo momento? Podemos responder de forma muy fácil a la última pregunta: ninguna.

Hablemos primero de Juego de tronos. La serie creada por HBO y basada en la saga de George R. R. Martin ha supuesto un antes y un después en la televisión, no hay duda al respecto. Podríamos hablar durante largas horas de esta ficción que ha batido todo tipo de récords y que se ha llevado más galardones de los que podemos contar, pero preferimos centrarnos en dos aspectos fundamentales: los pros y los contras de Juego de tronos.

Desde el principio, nos encontramos con una serie muy cuidada que tiene su principal baza ganadora en la historia en sí. Distintas tramas que terminan conectando de una manera u otra, muy diferentes entre sí y que parecen seguir, precisamente, caminos diferentes que en realidad solo llevan a un mismo lugar. Todo está conectado en Juego de tronos pero dentro de esta gran conexión hay pequeños lugares de ‘aislamiento’ donde las subtramas son tan profundas que nos olvidamos de todo lo demás.

George R. R. Martin es uno de los escritores más influyentes e importantes de los últimos siglos y no lo es en vano; HBO, además, ha sabido adaptar bien la profundidad de una de las mejores historias que este mundo ha disfrutado. Personajes profundos que nos muestran las más bajas pasiones del ser humano, también sus sentimientos más puros, y una ambientación fantástica que nos hará olvidar que vivimos en un mundo completamente diferente.

¿Lo peor? Aunque en estas seis temporadas hemos disfrutado de capítulos de una intensidad indescriptible, también ha sido tachada de ser una serie demasiado lenta para el gusto de muchos, tanto en esa trama general como en las subtramas que nos van presentando -véase lo que ocurrió con Cersei Lannister en la última temporada, una especie de cocción a fuego (muy) lento. Capítulos ‘de relleno’ y alguna que otra historia que no termina de convencer al espectador -por no decir que sobra- han llevado a muchas personas a abandonarla. ¿Otro motivo? La muerte como excusa para continuar: no han sido una, ni dos, ni tres, sino muchas más, las veces que nos hemos preguntado si realmente era necesario asesinar a ese personaje.

En general, The walking dead se libra de ese primer factor que juega en contra de Juego de Tronos. Los capítulos ‘de relleno’ que tanto odia la audiencia se pueden contar con los dedos de las manos y cuando uno comienza un episodio de la ficción de AMC sabe que debe estar preparado para una acción constante, en varios sentidos.

No se trata simplemente de que estemos convencidos de que vamos a tener al menos dos o tres escenas de lucha contra los zombies más famosos de la historia de la televisión, o entre los propios personajes, se trata de que uno es consciente de que cada diálogo, cada mínimo detalle, cada pequeño segundo, cuenta en The walking dead.

Los personajes principales a los que terminas considerando tu propia familia, y todo lo que llegas a experimentar a su lado a medida que el mundo se va volviendo más complicado, podrían ser colocados en el puesto más alto de la lista de razones por las que debes ver esta serie. Desde un Daryl que te conquistará sin que ni siquiera te des cuenta hasta una Michonne que se lleva todo por delante, pasando por un Rick que dista mucho de ser el típico líder o una Carol que bien podría ser nombrada como el mejor personaje de esta serie. Y eso por nombrar a algunos. La profundidad de los personajes es tal que uno solo puede descubrirla, precisamente, estando muy atento a cada capítulo.

Con The walking dead tienes que estar preparado para todo, también para ‘darle al coco’ y extraer esas conclusiones por ti mismo que la serie solo te dejará caer. Reflexionas. Y mucho. Más de lo que podrías haberte imaginado en un principio.

¿Lo negativo? Una primera parte de la quinta temporada que no gustó demasiado -precisamente por esa lentitud que es muy condenada en Juego de Tronos- y que las posibilidades de crear historias en un mundo que no cambia en exceso son limitadas, por lo que acabas sintiendo que lo que te están mostrando ya lo habías visto antes. Nuestros protagonistas se separan en diferentes puntos de la trama pero no dejas de saber de ellos, por lo que los hilos argumentales se entremezclan y a veces suceden dos cosas: que la historia que te están contando no te interesa, ¡te interesa otra de la que no sabes hasta dos capítulos después!, y que el ritmo de narración desciende.

En cualquier caso, los aspectos negativos sufren una impresionante derrota cuando uno piensa en lo mucho que nos ofrecen ambas ficciones. Así que para nosotros el debate está claro. La respuesta, al final, es más simple de lo que podía pensarse: ni una ni otra, ¡las dos! Las dos merecen la pena, las dos han pasado ya a la historia de la televisión. Y ambas son dos de nuestras favoritas. ¡No volváis a hacernos elegir!

HappyFM. Escuchar en directo. ¡Sólo números 1!

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

Te interesará además