Música

Y el cine se quedó huérfano

Y el cine se quedó huérfano
Y el cine se quedó huérfano

En verano, cuando Daniel Day-Lewis anunció su retirada, el shock fue brutal, pero el hecho de verlo lejano hizo que no termináramos de asumirlo. Ahora que ha llegado el momento, nadie está preparado para decirle adiós. ¡Entra!

El talento debería ser eterno y, en cierta manera, lo es. Pero también debería ser inagotable. Sin embargo, los grandes genios también ponen punto y aparte a sus carreras profesionales. Precisamente ahora ha llegado el momento de que todos nos despidamos de una manera metafórica del que está considerado, por méritos propios, como el mejor actor del mundo: Daniel Day-Lewis.

El británico, irlandés de corazón, anunció a mediados del pasado año 2017 que había llegado su hora. ‘El hilo invisible’ sería la película que cerraría su carrera profesional como actor, un proyecto que le ha obsesionado por completo y detrás del que, según muchos, podría estar la verdadera razón por la que ha decidido dejar la actuación.

Cuando el comunicado llegó a todos los amantes del cine, el shock inicial fue brutal, pero el saber que aún teníamos un largometraje suyo por disfrutar, un personaje suyo por conocer, nos hizo dejar a un lado el dolor provocado por la noticia. Ahora que la ceremonia de entrega de los Premios Oscar ha pasado, la realidad ha venido de golpe.

El cine se ha quedado huérfano. Somos conscientes de que nada es definitivo y de que Daniel Day-Lewis acostumbra a tomar decisiones de este tipo que acaba desechando, pero en esta ocasión parece que lo tiene claro. El mejor intérprete vivo y, quizá, el mejor que ha existido en la historia del cine lo deja.

No volveremos a maravillarnos con su manera de construir los personajes, con esa capacidad única de transformarse completamente en ellos, de hacer que Daniel desaparezca en favor de aquel al que tiene que interpretar. No volveremos a asombrarnos con un nuevo registro, con un nuevo trabajo. Todo lo que tendremos de Daniel Day-Lewis es lo que nos ha dejado hasta ahora y, aunque es realmente inspirador y brillante, nos sabe a poco.

Llevamos años señalándole como mejor actor del planeta, pese a que da la sensación de que nunca ha tenido el reconocimiento del público que merece, y ahora sentimos que el mundo del cine le necesita para continuar. Le necesita como un pilar básico, como esas columnas que sustentan todo el peso de las grandes estructuras. Con sus excentricidades, con su exquisitez a la hora de interpretar y a la hora de escoger sus papeles, con su increíble potencia. El cine se queda huérfano de todo esto y de mucho más. El cine se queda huérfano de Daniel Day-Lewis.

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

Te interesará además