Personajes

El Rolling discreto Personajes

Charlie Watts (Rolling Stones): su pareja, sus adicciones y su agorafobia

Charlie Watts pasó a la historia como el miembro tranquilo de los Rolling Stones. Así fue la vida, no tan salvaje, del batería del grupo.

Charlie Watts (Rolling Stones): su pareja, sus adicciones y su agorafobia loading=
Charlie Watts (Rolling Stones): su pareja, sus adicciones y su agorafobia

Charles Robert Watts era el nombre real de Charlie Watts, el mítico batería de los Rolling Stones. Se trataba, contra todo pronóstico, de una persona tranquila a la que no le gustaba especialmente ser una estrella. Recordados su biografía, especialmente su pareja, su adicción a las drogas y alcohol, y su agorafobia.

Nació en el barrio londinense de Kingsbury en el año 1941. Era hijo de un camionero y durante su juventud estudió artes gráficas. Sus comienzos en la música fueron en una banda llamada Blues Incorporated, de la que fue, como no podía ser de otra manera, el batería.

En aquel grupo coincidió con tres personas que le cambiarían la vida por ejemplo. Se trataba de Mick Jagger, Brian Jones y Keith Richards, que abandonaron la banda y formaron un proyecto llamado The Rolling Stones. Corría el año 1962.

Un año después lograron convencer a Charlie Watts para que se uniese a ellos y abandonase su trabajo como diseñador gráfico y se unió a sus ‘satánicas majestades’. Desde entonces se coló en el olimpo de las estrellas del rock.

El batería era todo lo contrario a sus compañeros, mucho más calmado y amante de la vida casera. En algunas entrevistas no dudaba en decir que, aunque le encantaba su trabajo, le gustaría volver a su casa después de los conciertos, algo imposible en las enormes giras del grupo.

El batería tuvo una vida sentimental más estable que la de sus compañeros, ya que estuvo casado con Shirley Ann Shepherd desde 1964 y hasta el fin de sus días. La pareja tuvo una hija, Serafina, que a su vez les hizo abuelos de Charlotte, una joven que se está abriendo paso como modelo.

Aunque su fama de estar alejado de los escándalos ha llegado hasta su fallecimiento, Charlie Watts también tuvo una época oscura de la que salió gracias a su familia. En los años 80 tuvo que lidiar con su adicción al alcohol y las drogas, algo que consiguió dejar atrás.

El batería de los Rolling Stones pasó sus últimos días junto a su esposa en su finca, retirada de todo tipo de stress, en la que criaba caballos árabes pura sangre. En 2021 renunció a participar en la gira que sus compañeros debían retomar tras la pandemia para recuperarse de una intervención médica de la que no se dieron muchos detalles.

 

Nacho Molina te recomienda también:

Te interesará además