Cine

‘Akelarre’: 6 curiosidades de la película que no te dejarán indiferente

¿Cuál te ha sorprendido más?
‘Akelarre’: 6 curiosidades de la película que no te dejarán indiferente
‘Akelarre’: 6 curiosidades de la película que no te dejarán indiferente

‘Akelarre’ es una de las películas que más nos ha sorprendido. Es el momento de conocer una serie de curiosidades.

Por Maite Álvarez

‘Akelarre’ se convirtió en una gran obra de arte del cine español del último año. Ha sido nominada a 9 premios Goya en la pasada edición de los premios. De las 9 nominaciones ha conseguido 5 de ellas. Estos han sido concedidos al diseño de vestuario, los efectos especiales, el maquillaje y peluquería, la música original y la dirección artística.

‘Akelarre’ es algo más que una película sobre una parte de la historia. Es un relato contado desde un punto de vista feminista y mucho más abierto que lo que conocíamos hasta entonces sobre las famosas brujas. La realidad es que en la película nos desprendemos de esos estereotipos que nos han inculcado siempre de que las brujas son seres perversos, de mal aspecto y que dan miedo. Ahora también las podemos ver como mujeres adelantas en su tiempo y poco comprendidas a nivel social.

La película está situada en el siglo XVII y la acción se desarrolla cuando un grupo de inquisidores aparece en una de las aldeas vascas para interrogar a las presuntas brujas. El grupo de jóvenes sospechosas de celebrar algunas ceremonias propias de las brujas, son detenidas y encarceladas. Sin embargo, el juez que dirige la investigación no siempre se encuentra tan seguro de sí mismo. A continuación veremos algunos de los entresijos del rodaje de la fantástica película.

INSPIRADA EN UN LIBRO DEL SIGLO XIX

La película está inspirada en un libro que fue prohibido durante medio siglo. El libro se llama ‘Tratado de brujería vasca: descripción de la inconstancia de los malos ángeles y demonios’ de Pierre de Rosteguy y es uno de los libros más importantes sobre supersticiones medievales. En ese libro ya cuenta con una visión de las brujas un tanto feminista. Habla de mujeres rebeldes, libres y perseguidas por el poder clerical, entre otros.

Cuando el director, Pablo Agüero leyó el libro tuvo la idea de sacar adelante el proyecto de ‘Akelarre’. A partir de ahí el director argentino comenzó una importante labor de documentación y se informó acerca de muchos casos de caza de brujas en toda Europa y en América. Durante todo ese tiempo investigó más concretamente sobre ese tema en el País Vasco. Acudió varias veces y también descubrió que en esta región la memoria sobre estas historias está muy viva aún.

EL ELEMENTO MÁS IMPORTANTE DE LA PELÍCULA: EL FUEGO

Es interesante ver como el director ha integrado este elemento en prácticamente casi todas las escenas de la película. Para él «los planos no deben ser bonitos, sino que deben crear un ambiente «. Por tanto la fuente de luz en cada escena debe estar colocada entorno a lo que está sucediendo porque la considera como parte de la acción.

LA COMPLICACIÓN DEL IDIOMA

Hicieron un casting de hasta 1000 chicas en un año para conseguir a las protagonistas de la película. Se quedaron finalmente con seis pero sin duda uno de los elementos más importantes fue el euskera ya que cada una de las chicas hablaba una euskera diferente de las demás. Según Pablo Agüero fue un trabajo muy complejo conseguir crear un euskera común a las seis chicas.

Aunque fue un trabajo complicado a la vez proporciona cierta riqueza cultural. De eso también trata la película, de las identidades individuales y culturas locales. Esto siempre ha sido algo que la Inquisición ha intentado desaparecer.

ROMPIENDO ESTEREOTIPOS

El director ha tratado de mostrar una imagen mucho más real que la que siempre nos han hecho imaginar. Según Pablo Agüero los inquisidores describen a las brujas como ‘’viejas feas’’ para demostrar que realmente esas mujeres no ha conseguido seducirlos de ninguna manera.

Sin embargo, el juez que aparece en ‘Akelarre’ llegó a admitir la contradicción que sentía. «Hay algo demoníaco en su belleza que me perturba», el juez realmente se sentía fascinado por todo lo que vivía aunque era lo que tenía que destruir.

EL RODAJE DE LAS ESCENAS

Entre las curiosidades que podemos comentar una de las más graciosas es cuando rodaron la escena de la comida. En ella se encontraban varios personajes y comían y bebían. Pero esto ocurría de verdad, comían y bebían todo lo que había en la mesa hasta que en la quinta o sexta toma ya no podían más. Muchas veces creemos que cuando en las películas aparecen imágenes de comida no suelen tragarlo de verdad, pero en este caso sí comieron y demasiado.

Aunque la escena era real, los sonidos sí que fueron puestos posteriormente. Algunos sonidos pertenecían a animales comiendo como perros, cerdos y otros.

MATERIAL PARA RODAR MIL PELÍCULAS

El rodaje de ‘Akelarre’ hecho con dos cámaras durante siete semanas, por tanto el número de horas grabadas asciende a 100 horas de material. Finalmente la película quedó reducida a 90 minutos pero los productores viendo algo que no se esperaban, en clave de humor le comentaron a Pablo Agüero que tenía más material que la última de ‘Star Wars’.

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

Te interesará además