Cine

Estas son las 13 películas y los 13 papeles por los que Antonio de la Torre ha estado nominado a los Goya

Repasamos los títulos más alabados de la filmografía Antonio de la Torre
Estas son las 13 películas y los 13 papeles por los que Antonio de la Torre ha estado nominado a los Goya
Estas son las 13 películas y los 13 papeles por los que Antonio de la Torre ha estado nominado a los Goya

Antonio de la Torre y sus 13 nominaciones a los Goya dan que hablar en cada temporada de premios. Pero, ¿las conoces todas?

Que Antonio de la Torre es uno de los mejores actores de nuestro cine (y no sólo actual), es algo que todos sabemos. El malagueño puede presumir de contar en su palmarés con un total de 13 nominaciones a los Premios Goya, aunque finalmente sólo se ha llevado a casa un ‘cabezón’, concretamente el de su primera candidatura.

Pero estos números se nos llegan a hacer incluso pequeños cuando los comparamos con el total de trabajos en los que ha participado. Según IMDB, hasta un total de 114 proyectos como actor, entre películas y series. Y en todos ellos metiéndose de lleno en la piel de sus personajes, siempre resultando creíble, siempre actuando de manera completamente orgánica.

Estamos tan acostumbrados a verle en la gran pantalla (y tan encantados con ello) que muchos han olvidado incluso cuáles han sido sus mejores papeles, cuáles han sido esas películas y esos personajes que le han llevado a las 13 candidaturas a los Goya. Y siempre es un buen momento para revisionar su filmografía y disfrutar de sus interpretaciones. Por eso, hemos rescatado estas 13, para que las disfrutes en el fin de semana del cine español (y en cualquier otro).

-‘AzulOscuroCasiNegro’ (2006)

Con ‘AzulOscuroCasiNegro’, Antonio de la Torre logró su primera nominación al Premio Goya (en la categoría de Mejor Actor de Reparto) y también su único cabezón. Y no nos extraña que se lo llevara. En esta película, uno de los títulos más míticos de nuestro cine, da vida a Antonio, un preso bastante peculiar, con el que no es fácil conectar, y que le pide a su hermano pequeño un favor que no cualquiera haría. Una de las mejores interpretaciones del malagueño, que ya nos deja claro hasta dónde es capaz de llegar.

-‘Gordos’ (2009)

Tuvieron que pasar un par de años para que Antonio de la Torre regresara a la gala de los Premios Goya como nominado, pero en esta ocasión lo hizo en la categoría de Mejor Actor Protagonista. En ‘Gordos’, el actor tuvo que sufrir un importante cambio físico, que aún continúa sorprendiéndonos, para interpretar a Enrique, un hombre con problemas serios con la obesidad. Una combinación perfecta entre comedia y drama, en la que se tocan temas muy delicados desde una óptica diferente.

-‘Balada triste de trompeta’ (2010)

A partir de este momento, las nominaciones comenzaron a lloverle a mayor ritmo a Antonio de la Torre. Y es que la buena racha del actor parece no tener fin (y eso es maravilloso). Con ‘Balada triste de trompeta’ logró una nueva nominación al Goya en la categoría de Mejor Actor Protagonista. Su trabajo como Sergio, un personaje desagradable como pocos, despreciable, que genera todo tipo de rechazo, es tan brillante que uno nunca se cansa de verlo. Y con Álex de la Iglesia en la dirección, ya puedes imaginar el espectáculo que es esta película.

-‘Grupo 7’ (2012)

En 2012, Antonio de la Torre recibió su primera doble nominación. ‘Grupo 7’ y su papel de Rafael, un policía que no se caracteriza precisamente por tener un temple admirable, le valieron una nueva nominación a Mejor Actor Protagonista. De nuevo, el actor no se llevó el cabezón a casa, pero el reconocimiento del público y de la Academia estuvo ahí, y desde entonces no ha dejado de estarlo.

-‘Invasor’ (2012)

Como decimos, ese año Antonio de la Torre escuchó su nombre hasta en dos ocasiones entre los nominados a los Premios Goya. Quizá ‘Invasión’, por la que logró una candidatura a Mejor Actor de Reparto, sea uno de los trabajos menos conocidos del malagueño, y precisamente por eso merece incluso más la pena. En la película, el actor interpreta a Diego, un militar que sufre un atentado en la Guerra de Irak, el cual desencadena una serie de acciones que cambian por completo su vida (y también a él).

-‘Caníbal’ (2013)

Esto ya es un no parar. En 2013, Antonio de la Torre volvió a celebrar una doble nominación a los Premios Goya. ‘Caníbal’ es uno de esos trabajos que todos deberíamos ver, y ver, y ver… En él, el actor se transforma por completo en Carlos, un hombre con una doble vida que hiela la sangre del espectador. De cara al público, un sastre de prestigio. En su casa, en su intimidad, un despiadado depredador que se alimenta de carne humana, de la carne de mujeres a las que no conoce. Brutal, difícil de digerir, pero hipnótica. Una interpretación que le valió la nominación en la categoría de Mejor Actor Protagonista.

-‘La gran familia española’ (2013)

Junto a esta nominación, Antonio de la Torre se anotó otra, en esta ocasión a Mejor Actor de Reparto, gracias a ‘La gran familia española’. Igual que ocurría con ‘Primos’ (en la que el malagueño también aparece como el entrañable Bachi), esta película es una obra entrañable, un título que siempre hace bien, que siempre nos apetece ver. En ella, el actor es uno de los hermanos de la familia, y hace una dupla maravillosa con Roberto Álamo (un dúo que siempre nos da alegrías, no vamos a negarlo).

-‘La isla mínima’ (2014)

La prueba de que Antonio de la Torre siempre está creíble y rozando la excelencia, es que también nominado al Goya a Mejor Actor de Reparto por su papel en ‘La isla mínima’. Quien haya visto esta película de Alberto Rodríguez, sabrá que el peso del personaje del malagueño en la historia no es demasiado grande, de hecho, no cuenta con demasiadas escenas. Pero dicen que lo bueno, si breve, dos veces bueno. Y en esta ocasión el dicho se cumple. Un título imprescindible para todo buen cinéfilo.

-‘Tarde para la ira’ (2016)

Tras un año de sequía (sí, sólo uno), Antonio de la Torre volvió a recibir una nominación a los Premios Goya, en la categoría de Mejor Actor Protagonista. El debut en la dirección de Raúl Arévalo es una de esas películas que ponen de acuerdo a todo el público y a la crítica. No falla nada. Y De la Torre tampoco lo hace. Con un personaje ambiguo, que te atrapa, que te convence y que te sorprende, firma una de las interpretaciones más convincentes que le hemos visto.

-‘Abracadabra’ (2017)

Llega 2017 y Antonio de la Torre, además de volver a recibir una nueva doble nominación a los Premios Goya, nos demuestra que no hay imposibles para él si hablamos de interpretación. De la mano de Pablo Berger, en ‘Abracadabra’, el actor se mete en la piel de dos personajes. Un hombre machista, desagradable e incluso maleducado que es poseído por el espíritu de un joven delicado, sensible y detallista. Un ejercicio digno de estudio por el que fue reconocido en la categoría de Mejor Actor Protagonista.

-‘El Autor’ (2017)

El 2017 fue un año de grandes interpretaciones para este actor, algo que a estas alturas no nos sorprende, pero que deberíamos valorar. Después de dejarnos sin palabras en ‘Abracadabra’, volvió a sorprendernos con su intensidad en la pantalla, con todo lo que puede transmitir sin necesitar demasiado espacio, con su facilidad para conectar con el espectador. Su actuación en ‘El Autor’ también fue reconocida, en la categoría de Mejor Actor de Reparto.

-‘El Reino’ (2018)

Llegamos al momento actual, a esta edición de los Premios Goya, en la que Antonio de la Torre ha vuelto a ser nominado por partida doble. En la categoría de Mejor Actor Protagonista, su increíble trabajo en ‘El Reino’, en el que se convierte en un político corrupto más humano de lo que jamás habríamos imaginado, no sólo ha sido reconocido, sino que parte como favorito. Y no es de extrañar. Aquí vemos al actor llegando al límite y llevándonos a nosotros mismos al límite. Y sin perder ritmo en ningún momento. Una interpretación de 10, quizá la mejor de toda su carrera.

-‘La noche de 12 años’ (2018)

Tampoco se queda atrás su trabajo en ‘La noche de 12 años’, que bien podría definirse como sobrecogedor. Su inmersión en el personaje (o, mejor dicho, en la persona) de Mujica es más que creíble, casi indescriptible. La locura se apodera de él en ciertos momentos de la cinta, y también de nosotros. Un efecto curioso que suele ocurrir cuando Antonio de la Torre está en la pantalla. Ésta deja directamente de existir. Y las sensaciones, los sentimientos y la verdad nos recorren libremente, sin dificultad. Si quieres conocerle bien, si quieres saber de lo que es capaz, este título no se te puede escapar.

Rosa te recomienda también:

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

Te interesará además