Series

5 razones por las que es buena idea empezar ‘El descubrimiento de las brujas’, y 5 razones por las que querrás seguirla

Siendo totalmente honestos
5 razones por las que es buena idea empezar ‘El descubrimiento de las brujas’, y 5 razones por las que querrás seguirla

‘El descubrimiento de las brujas’ tiene 8 episodios y muchas razones por las que es buena idea lanzaros a verla. Aquí os lo contamos.

‘El descubrimiento de las brujas’ llegó el pasado 6 de noviembre a nuestro país de la mano de Sky, y atendiendo a la trayectoria que tiene el género fantástico en nuestro país me animo a decir que podría llegar a convertirse en una de las ficciones del momento. Al menos, en un sentido que explicaré más adelante, cuando comience con las razones que habéis venido a buscar.

‘El descubrimiento de las brujas’ adapta la novela escrita por Deborah Harkness, cuya publicación en 2011 fue una buena noticia para el género ya citado. Comenzando una saga literaria muy seguida en todo el mundo, Deborah nos presentó con este libro una historia de brujas, vampiros y otras criaturas ficticias con una gran base y un desarrollo muy interesante. El libro, por si os lo estáis preguntando, también merece la pena.

Pero aquí estamos para hablar de la serie porque de libros podría quedarme hablando una vida entera, así que voy a daros esas 5 razones por las que tenéis que empezar esta ficción.

1. El universo fantástico que nos presenta. Evidentemente, primera razón. Yo es que desde que leí ‘Crepúsculo’ (jamás negaré este hecho), he querido vivir rodeada de estas criaturas ficticias mencionadas. ‘El descubrimiento de las brujas’ nos las presenta de manera diferente, aunque conserva esa esencia necesaria que a veces he echado en falta en otros proyectos.

2. Teresa Palmer y Matthew Goode. Y no voy a añadir nada más.

3. Capítulos de 40 minutos muy fáciles de ver. Y aunque a mí me encantan las series complejas y oscuras como ‘Gigantes’, también agradezco de vez en cuando tomarme un respiro. Con ‘El descubrimiento de las brujas’ puedo saltar un poco en el sofá de vez en cuando, pero es tan fácil de ver que me tragaría un maratón de diez episodios seguidos sin problema alguno (como en su día hice con ‘Crónicas vampíricas’).

4. Y bien hechos. Tiene sus cositas, por supuesto, pero os aseguro que ‘El descubrimiento de las brujas’ está bien hecha. Es, con esas cositas, una serie madura, perfecta para todo tipo de público (que tenga inclinación por esta fantasía ligera que nos propone).

5. Diversidad. No sería yo si no reconociera la diversidad que está o falta en una serie, y en este caso está. En todos los sentidos. Y quizá sea yo que siempre intento ir más lejos, pero siento que una parte muy importante de esta historia tiene que ver con la aceptación de esta diversidad, con la convivencia y con los prejuicios.

Estas son las razones que pueden llamaros la atención y que pueden acercaros a la ficción. Ahora bien, tengo más. También puedo contaros qué va a conseguir que os quedéis viéndola hasta el final de esta primera temporada, que consta de ocho episodios.

1. Diana Bishop. El personaje principal, interpretado por Teresa Palmer, es un personaje muy interesante. Una bruja que se ha negado a emplear sus poderes, sobre todo porque le persigue un acontecimiento muy negativo relacionado con el mundo de la brujería. Esos poderes, además, sobrepasan los de la media, y por eso es capaz de conseguir algo que los demás llevan queriendo mucho tiempo. Como digo, una mujer muy interesante que es, además, inteligente, comprensiva, luchadora y trabajadora.

2. Matthew Clairmont. El otro protagonista, el vampiro. Vampiro y bruja no pueden estar juntos, lo dice la Congregación, pero Matthew se enamora perdidamente de Diana y entonces se convierte en ese personaje que estáis imaginando: quiere ayudarle, protegerle y cuidarle. ¿Hay cositas de Matthew que no me gustan? Es posible, pero he visto vampiros peores y hay otras tantas cosas que me encantan. Y engancha, en parte porque Matthew Goode, el actor que le da vida, es bastante hipnótico con esos ojos azules y esa figura que parece sacada realmente de siglos pasados.

3. La historia. A mí los amores imposibles me encantan, no voy a negarlo, pero lo que más me gusta es una historia coherente, con muchos interrogantes y bien construida, y encuentro todo esto en ‘El descubrimiento de las brujas’. Desde el primer episodio, se presentan muchos conflictos y muchas preguntas que van teniendo su evolución a medida que la misma serie evoluciona, se vuelve más madura, más directa y más emocionante. Es una buena historia, y eso es lo que más va a gustaros (y los amores imposibles, que los hay).

4. ¿Quién no querría vivir en un mundo así? Imagino que no hablo por el cien por cien de la población mundial cuando lanzo esta pregunta, pero sí me dirijo a todos vosotros, los que estáis frente a estas líneas en busca de vuestra nueva serie de fantasía: ¿quién no querría vivir en un mundo así? Vampiros, brujas, demonios alrededor. A mí me encantaría, con todas las consecuencias que eso puede tener. Y ‘El descubrimiento de las brujas’ es genial en este sentido: te hace sentir un poquito parte de ese mundo, porque lo convierte en real. Durante los 40 episodios de capítulo, te lo vas a creer todo.

5. Engancha. Sobre todo, si eres de los que veía de manera febril episodios de ‘Crónicas Vampíricas’ o de ‘Teen Wolf’, entenderás bien este punto. Hay momentos en los que no puedes soltar una serie, y con ésta pasa algo así. Además, da un cierto salto de madurez con respecto a las estrenadas en años anteriores (sin querer desmerecerlas en absoluto). Y vas a engancharte sin que te des cuenta, que eso también es bonito.

 

No podréis decir que no os hemos avisado.

Ah, y Oxford. Que es preciosa, y queda genial en pantalla.

Judith Torquemada te recomienda también:

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

¿Qué opinas de "5 razones por las que es buena idea empezar ‘El descubrimiento de las brujas’, y 5 razones por las que querrás seguirla"?

Te interesará además