Series

Ates no quiere separarse de ella

‘Me robó mi vida’, capítulo 231: Ates no está dispuesto a perder a Bahar

Ates, uno de los protagonistas de ‘Me robó mi vida’, no está dispuesto a perder a Bahar ahora que ha sufrido la pérdida de su hijo Doruk.

‘Me robó mi vida’, capítulo 231: Ates no está dispuesto a perder a Bahar loading=
‘Me robó mi vida’, capítulo 231: Ates no está dispuesto a perder a Bahar

‘Me robó mi vida’, poco a poco y con el paso del tiempo, se ha convertido en una de las ficciones turcas que más éxito está consiguiendo en nuestro país. Esto no es producto de la casualidad, sino del espectacular trabajo que hay en todas y cada una de las entregas que podemos ver en Divinity y mitelePLUS.

Recientemente hemos podido disfrutar del capítulo 230 de ‘Me robó mi vida’. De esta manera tan concreta, observamos cómo Hasret y Bahar han querido visitar a Ilyas tras el incendio que ha tenido lugar en el barrio. Hülya, mientras tanto, es increpada ya que todos piensan que ella ha sido la causante de esta tragedia.

La hermana de Mehmet Emir jura y perjura que ella no ha tenido absolutamente nada que ver con lo sucedido. Eso sí, empieza a tener serias sospechas sobre quién ha podido ser el culpable. Estamos hablando, cómo no, de Kenan. Por ese mismo motivo no tarda en enfrentarse a él para salir de dudas.

Después de todo, por fin hemos podido ver lo que sucede en el episodio 231 de ‘Me robó mi vida’. Así pues, somos partícipes de cómo Ates no está para nada dispuesto a perder al que considera que es el gran amor de su vida. Sobre todo ahora, que ha perdido a su hijo Doruk en un gravísimo accidente.

Por ese mismo motivo, el abogado no ha dudado un solo segundo en sorprender como nunca a Bahar con una sorpresa por San Valentín. A pesar de los esfuerzos, es más que evidente que la obsesión que siente Arzu por Ates termina por arruinarles esta sorprendente velada. Y de la peor manera. No te pierdas los próximos capítulos de ‘Me robó mi vida’.

Te interesará además