Series

Woody Allen: 5 películas perfectas para ver en pareja

Y tú, ¿con cuál te quedas?
Woody Allen: 5 películas perfectas para ver en pareja
Woody Allen: 5 películas perfectas para ver en pareja

Es el momento de hacer un repaso a las películas de Woody Allen que son absolutamente perfectas para ver en pareja.

Por Carlos Bueno

Woody Allen tiene seguidores y detractores a partes iguales, el polémico director de cine siempre está en boca de la prensa por sus excentricidades. Pero hoy no venimos a hablar de ello, queremos hacer un pequeño repaso a las películas más románticas del director neoyorquino para que puedas disfrutarlas junto a tu pareja en una de esas noches en las que tardáis más en elegir la película que en verla.

Nació en Nueva York en el año 1935 y desde muy joven empezó a colaborar en el show business, sus primeros trabajos en este sentido fue vender chistes a famosos columnistas y cómicos profesionales (Ed Sullivan, Sid Caesar, Jack Paar o Pat Boone). Más tarde escribió sketches para clubes nocturnos, revistas de Broadway y programas de televisión. Su primera aparición en la televisión fue en el Tonight Show, en el cual conoció al famosísimo productor cinematográfico Charles Fledman, el cual le encargó el guión de ¿Qué tal, Pussycat?, en la que también actuó. Mientras probaba suerte en el mundo del cine escribía columnas para revistas como Evergreen, The New Yorker o Playboy, en su autobiografía publicada el año pasado reconocería que participar en esta última fue especialmente sencillo ya que desde jovencísimo había sido consumidor de revistas eróticas.

Fue en 1969 cuando estrenó su primera película como director, se trataba de Toma el dinero y corre, película que se estructura como una sucesión de sketches. Después de su primer largometraje el cual tuvo relativo éxito vinieron Bananas, Todo lo que siempre quiso saber sobre el sexo y nunca se atrevió a preguntar, El dormilón y La última noche de Boris Grushenko. En estos momentos sigue en activo, y se puede decir que continúa siendo bastante prolífico a la hora de dirigir películas. Ha ganado cuatro premios de la Academia: tres al Mejor Guion Original y uno al Mejor director, también obtuvo nueve premios de la Academia Británica de Cine entre muchísimos otros grandes galardones.

‘Annie Hall’ (1978):

Es uno de los clásicos de la filmografía de Woody Allen. Está dirigida y protagonizada por el estadounidense. En ella se narra la historia de Alvy Singer, un humorista que tras haberse divorciado en dos ocasiones y estar alborde del abandono amoroso conoce a Annie Hall, una aspirante a cantante que tiene un carácter bastante alocado. Al principio, la relación va de maravilla, aunque los celos y desconfianzas precipitan la ruptura amorosa.
Solo de nuevo, Alvy Singer empieza a recordar todos los hechos de su vida que han provocado que se vea en esta situación de soledad. Este filme consiguió llevarse cuatro estatuillas en la cincuentava edición de los premios Oscar de la academia.

‘Acordes y desacuerdos’ (1999):

Es sin duda alguna mi favorita. En esta película conocemos a Emmet Ray, un prodigio de la guitarra que no puede tener una vida más desordenada, le gusta el juego, la bebida y las prostitutas. Nunca consigue atarse a ninguna mujer debido a que es un completo ególatra, a pesar de esto, cuando conoce a Hattie todo cambia, es una mujer maravillosa que se desvive por él. Además, es perfecta para él, ya que es muda y puede inundarla con sus patochadas continuas sin que ella pueda quejarse.

Su carácter sale a relucir cuando la abandona, aunque siempre quedará en el corazón de Emmet, que tratará de recuperarla.
Las bandas sonoras de Woody Allen son especialmente famosas, pero en este largometraje es insuperable, la música blues y swing inunda las escenas de una película que tiene como personaje principal a un famosísimo guitarrista de los años 20.

‘Manhattan’ (1979):

Es una de las películas más aclamadas por la crítica. En ella se narra la historia de un desdichado hombre el cual tiene un trabajo que odia, una novia que no le gusta y una exnovia lesbiana la cual se dedica a destriparle en un libro que publica hablando de las intimidades de su matrimonio. Su suerte cambiará cuando conozca a Mary, la amante de su mejor amigo de la cual siente un flechazo instantáneo. Desde ese momento la idea de cambiar su vida empieza a florecer en su cabeza.

‘Si la cosa funciona’ (2009):

Es una de las películas más peculiares de Woody Allen. En ella se narra la historia de Boris Yellnikoff, el cual es un anciano intelectual de Manhattan; un día conoce y acoge en su casa a una joven sureña muy atractiva la cual se ha escapado de casa tras una discusión con sus padres. Se enamoran, pero las diferencias abismales tanto en personalidad como en conocimiento cultural provocan muchísimos problemas entre la pareja. El final es uno de los más singulares y bonitos que he visto en mucho tiempo.

‘Match Point’ (2005):

Aunque no sea de las más románticas que tiene el famoso director debía estar incluida en este ranking debido a que es uno de los mejores dramas amorosos que he tenido el placer de ver. La película cuenta la historia de un extenista el cual empieza a dar clases de este deporte a gente de dinero en un club de campo. Allí conoce a un joven llamado Tom Hewett, el cual se hace muy amigo de él. Tom le presenta a su hermana y empiezan a salir juntos. Aunque el día que el protagonista conoce a la novia de Tom todo cambia, nunca se imaginó que llegaría a hacer tantas locuras por amor.

Te interesará además