Música

El tremendo papelón de Ernesto Sevilla y Joaquín Reyes en los Premios Goya 2018

Avatarpor Mr. Happy
  • WhatsApp
  • facebook
  • Tweet
  • pinit
burlon
El tremendo papelón de Ernesto Sevilla y Joaquín Reyes en los Premios Goya 2018
El tremendo papelón de Ernesto Sevilla y Joaquín Reyes en los Premios Goya 2018

La última gala de los Premios Goya está siendo comentada por muchos motivos, pero sus presentadores se están llevando la palma. Las críticas no dejan de lloverles, pero ¿alguien se ha planteado el difícil papel que tenían? ¡Te lo contamos!

Por todos es sabido que presentar la gala de los Premios Goya es un oficio de riesgo. De hecho, han sido muchos los cómicos, actores y presentadores que han decidido no repetir después de probarlo, y es que es una experiencia que siempre suele venir acompañada de un enorme aluvión de críticas. Pero lo de este año ha sido quizá incluso más exagerado.

Como bien sabrás, Ernesto Sevilla y Joaquín Reyes fueron los escogidos para llevar a cabo esta complicada tarea. Dos cómicos a los que llevamos años conociendo y que siempre, por lo general, han contado con el apoyo del público. Sin embargo, en esta ocasión los espectadores se les han echado encima.

Han sido muchos los que han criticado, como también suele ser tradición, algunos de sus chistes, pero la mayoría de comentarios negativos hablan de una gala aburrida y muy forzada. Pese a ello, los dos cómicos han asegurado que se sintieron muy cómodos y que los allí presentes disfrutaron y lo pasaron muy bien, hasta el punto de ir a felicitarles durante la fiesta posterior.

Pero no es esto lo que venimos a comentar hoy. Todos somos conscientes de las críticas que han surgido y todos vimos cómo los asistentes reían con cada broma, pero lo que no nos hemos parado a analizar es el complicado papel que tenían Ernesto Sevilla y Joaquín Reyes. Y es que si presentar una gala de los Goya es difícil siempre, éste ha sido quizá el año más peliagudo para hacerlo.

Con los escándalos sexuales de fondo y la lucha por la igualdad de género en la sociedad y, en este caso, en el cine como protagonista, las palabras de los presentadores fueron medidas y estudiadas a conciencia, tanto por ellos mismos como por el público. La tensión provocada por el hecho de saber que cualquier patinazo, como los que cometemos todos como humanos que somos, podía sepultarles pudo provocar que se perdiera cierta naturalidad.

Si a esto le sumamos el hecho de que en España siempre se ha hecho humor con los temas más delicados, los cuales ahora, como es lógico, no se pueden tocar, tenemos como resultado una complicada ecuación. Una ecuación que, sin embargo, resolvieron de la mejor manera que posible, tratando de estar correctos en todo momento y de, además, posicionarse a favor de esta lucha de la que hablamos, llegando a criticar el propio hecho de que la gala fuera presentada por hombres.

Es cierto que aceptaron esta tarea y que, por lo tanto, deben asumir en cierta manera las consecuencias de su decisión, pero no debemos olvidarnos de reflexionar antes de criticar. No ha sido un año sencillo en el sentido de presentar una gala como esta, tengámoslo en cuenta. Eso sí, que las críticas constructivas se escuchen. El año que viene, más mujeres, por favor.

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

Te interesará además