Música

Jorge Lorenzo confiesa que le tuvo miedo a la moto y a la muerte

Jorge Lorenzo confiesa que le tuvo miedo a la moto y a la muerte
Jorge Lorenzo confiesa que le tuvo miedo a la moto y a la muerte

El pasado miércoles, Jorge Lorenzo, tricampeón del mundo de MotoGP, visitó a Bertín Osborne en su casa y se abrió por completo, mostrando el lado oculto de un deporte bello y cruel como pocos. ¡Te lo contamos!

‘Mi casa es la tuya’ ha vivido esta semana una de sus visitas más intensas y especiales de la temporada. Jorge Lorenzo, tres veces campeón del mundo de MotoGP y actual piloto de la categoría reina en el Ducati Team, no dudó a la hora de pasarse por casa de Bertín Osborne y mostrarnos su cara oculta, su verdadero yo, ese que aparece cuando las cámaras se alejan.

El piloto mallorquín es ya uno de los más laureados de nuestro país y cuenta con una enorme legión de seguidores, pero también con un gran grupo de detractores. Y es que siempre ha tenido fama de ser algo prepotente, una fama que borró de un plumazo este mismo miércoles durante la entrevista concedida a Bertín Osborne, en la que le vimos tal y como es. Un chico normal que ama su trabajo y que está agradecido por él.

Sin embargo, también le tiene mucho respeto. El motociclismo sería el deporte perfecto, como él mismo comentó, sin las caídas y las lesiones. Un deporte bellísimo, que une a personas de todo el planeta, pero que también recibe duros golpes en forma de graves accidentes en los que los pilotos llegan incluso a perder su vida.

Muy relacionado con este tema, Bertín Osborne quiso saber si Jorge Lorenzo, más allá del respeto que le tiene a su propia profesión, había sentido miedo alguna vez y si había llegado a pensar en dejarlo todo. Contra todo pronóstico, el campeón contestó afirmativamente, revelando varios de los momentos más duros de su carrera.

El primero que quiso recordar nos llevó de vuelta a su primer año en la categoría intermedia, 250cc. en esa época. Jorge Lorenzo comentó que llegó con tanta confianza que no veía el riesgo, sobrepasaba el límite en cada carrera, llegando incluso a correr con los tobillos rotos. Tras muchas caídas sin consecuencias graves, fue un accidente en el que perdió el conocimiento y la memoria el que le llevó a pensar que estaba llegando demasiado lejos, que estaba tomando demasiados riesgos. Ahí temió que en algún momento sus riesgos le llevaran a perder la vida.

Por otro lado, hubo un instante en el que la idea de dejar el motociclismo pasó por las mentes de Jorge y de su padre, Chicho Lorenzo. Fue en unos entrenamientos de pretemporada, cuando el mallorquín tenía unos 14 años. Jorge sufrió una fuerte caída que llegó a provocarle convulsiones y un dolor muy extremo, una situación que Chicho prácticamente no pudo soportar, llegando a pedirle que lo dejaran; no más motos. Sin embargo, el coraje de un muy joven Jorge Lorenzo le llevó a continuar y le ha traído hasta el punto en el que se encuentra ahora mismo.

El motociclismo es un deporte peligroso, un deporte en el que, por desgracia, se viven muchas pérdidas, pero, aunque sus campeones tengan sus momentos de duda, no piensan en esa amenaza constante de la muerte, sino que disfrutan de su pasión con cabeza. Una lección de Jorge Lorenzo que ha sorprendido y que los amantes de este deporte entienden y conocen a la perfección.

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

Te interesará además