Música

La Importante Lección de Amber Rose al Mundo

La Importante Lección de Amber Rose al Mundo
La Importante Lección de Amber Rose al Mundo

En un momento en el que la desigualdad entre hombre y mujer sigue muy presente en nuestra sociedad, Amber Rose ha querido mandar un mensaje muy claro: nadie puede decidir por encima de nosotros. ¡Te lo contamos!

Nuestras ‘celebrities’ favoritas son conscientes de la posición privilegiada de la que disfrutan y, por suerte, muchas de ellas la utilizan para mandar mensajes importantes a la sociedad y para defender causas que consideran justas. Este es el caso de Amber Rose, a la que recientemente hemos escuchado hablar alto y claro.

Las redes sociales se han colapsado, miles y miles de usuarios han querido compartir un vídeo en el que la actriz y cantante defiende el derecho de todas las mujeres a elegir y a que sus elecciones sean tomadas en cuenta. Unas palabras en las que jóvenes y mayores se han visto muy identificadas.

En este vídeo, Amber Rose habla, por ejemplo, de una de las situaciones más conflictivas a la que se enfrentan miles de mujeres día a día. A la hora de tener sexo con una persona, la decisión debe ser tomada por nosotros mismos e, incluso cuando hemos ido lejos, un no siempre es un no.

Un razonamiento que ha sido aplaudido por todos, pero no es esto lo que más ha gustado de su discurso. Y es que uno de los presentes en su entrevista aseguró que debíamos vestirnos todos de la misma forma en la que nos gustaría que nos trataran. Una afirmación que no ha gustado absolutamente nada a Amber Rose.

La estadounidense no ha dudado ni un segundo en sacar las garras para defender a la mujer y acabar de una vez por todas con esta equivocada creencia: «si quiero llevar una minifalda o un top corto y estoy en la discoteca pasándomelo bien con mis amigas y me siento sexy no estoy buscando sexy, ni siquiera te estoy mirando, no quiero tener sexo contigo. No he venido aquí a tener sexo. No he venido aquí a liarme con cualquiera, he venido aquí a pasar un rato con mis amigas y me siento guapa. No estoy pidiendo nada».

¡Bravo! Poco se puede añadir a esto. Tan solo lo que ella misma quiso comentar después y es que este pensamiento generalizado contra el que luchamos se ha extendido porque la sociedad nos ha criado de esta manera. Es hora de erradicarlo desde la raíz. ¡Muy grande, Amber!

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

Te interesará además