Lyrics

‘19 Dias Y 500 Noches’, de Joaquín Sabina: letra, historia y vídeo

Joaquín Sabina hizo historia con esta canción
‘19 Dias Y 500 Noches’, de Joaquín Sabina: letra, historia y vídeo
‘19 Dias Y 500 Noches’, de Joaquín Sabina: letra, historia y vídeo

El artista Joaquín Sabina ha publicado grandes canciones a lo largo de su carrera, entre ellas ’19 días y 500 noches’.

’19 días y 500 noches’ de Joaquín Sabina ya es historia de la música de nuestro país. Esta canción fue la carta de presentación del undécimo álbum del artista, publicado el 6 de septiembre de 1999. Un álbum que supuso un antes y un después en la trayectoria del artista de Úbeda.

Fue el disco con el que el artista cerró el siglo XX y llegó después de un periodo complicado. Sabina no atravesaba un buen momento personal provocado por una ruptura amorosa, a la que la vida de excesos que llevaba el artista, llevó irremediablemente.

En aquel momento, Joaquín Sabina necesitaba dar un giro a su carrera. El cantautor e encerró a escribir canciones en solitario, sin su equipo habitual. Por primera vez trabajó con Alejo Stivel, productor de éxito en aquellos años, que consiguió sacarle de su zona de confort y entendió a la perfección por donde quería ir con sus canciones.

El proceso de creación de ’19 días y 500 noches’ lo explicó de esta manera el propio Sabina, en el libro de la Edición Especial del disco: «Para escapar del diluvio (sobre mojado) me retiré al desierto con san Antonio Oliver (dulce compañía) durante 19 días y 500 noches. Allí, sin teléfono, con provisiones, güisqui, intranquilizantes, más los impagables y exquisitos cuidados de la señorita María Ignacia, conseguimos terminar este puñado de canciones».

«Cuando grabé el disco estaba pasando por un momento de cambio en mi vida, tuve cambio de mujer, cambio de hábitos, abandoné aquellos hábitos no recomendables para la juventud y dejé los bares y la noche y así empecé a aprender a envejecer sin dignidad», dijo el artista en una entrevista en La Sexta Noche.

Joaquín Sabina y Alejo Stivel se repartieron el trabajo en sesiones diurnas y nocturnas. Mientras que Stivel trabajaba sobre todo de día, Sabina siempre de noche junto a su íntimo amigo Antonio Oliver, quien estuvo presente en todo momento durante la grabación que duró siete meses. El resultado fue el disco más largo, profundo y autobiográfico del artista: ’19 días y 500 noches’.

Se trata del disco en el que la voz del artista suena más rasgada que nunca. Él mismo cuenta: «Para el disco 19 días y 500 noches decidí pedirle a los técnicos que no me maquillaran la voz, y por primera vez pude grabar con mi voz ronca y afónica, que es más real». Aunque recibió críticas, se defendió diciendo que esa era su verdadera voz.

La historia de la canción es muy curiosa. En un principio no estaba previsto que formara parte del álbum. Al parecer, Sabina estaba componiendo por encargo una rumba para el grupo andaluz Siempre Así, y se dio cuenta de que cada vez le iba gustando más. Así que llamó a su jefe y le dijo: «Lo siento, es para mí».

Sabina explica así cómo surgió 19 días y 500 noches: «Mis canciones siempre arrancan de un verso. En el caso de ’19 días y 500 noches’ es uno que suele pasar desapercibido, pero que es el más cruel de la canción: ‘No pido perdón, para qué, si me va a perdonar porque ya no le importa’. Acababan de dejarme y me dije: ‘¡Tendré que vengarme de ella de alguna manera, tendré que hacerle una canción que la persiga toda la vida!’. Y así surgió el tema. Ahora, la hija de puta anda diciendo por ahí que le hice una canción muy bonita. ¿No te jode?».

Joaquín Sabina estaba acostumbrado a dejar a sus parejas. Sin embargo, en una de las estrofas de 19 días y 500 noches confiesa que esta vez no fue así: “Tenían razón mis amantes en eso de que antes el malo era yo. Con una excepción… esta vez yo quería quererla querer, y ella no”.

Letra de la canción "19 días y 500 noches" de Joaquín Sabina en español

Lo nuestro duró
Lo que duran dos peces de hielo
En un güisqui on the rocks,
En vez de fingir,
O estrellarme una copa de celos,
Le dio por reír.
De pronto me vi,
Como un perro de nadie,
Ladrando, a las puertas del cielo.
Me dejó un neceser con agravios,
La miel en los labios
Y escarcha en el pelo.

Tenían razón
Mis amantes
En eso de que, antes,
El malo era yo,
Con una excepción:
Esta vez,
Yo quería quererla querer
Y ella no.
Así que se fue,
Me dejó el corazón
En los huesos
Y yo de rodillas.
Desde el taxi,
Y, haciendo un exceso,
Me tiró dos besos…
Uno por mejilla.

Y regresé
A la maldición
Del cajón sin su ropa,
A la perdición
De los bares de copas,
A las cenicientas
De saldo y esquina,
Y, por esas ventas
Del fino Laína,
Pagando las cuentas
De gente sin alma
Que pierde la calma
Con la cocaína,
Volviéndome loco,
Derrochando
La bolsa y la vida
La fui, poco a poco,
Dando por perdida.

Y eso que yo,
Para no agobiar con
Flores a María,
Para no asediarla
Con mi antología
De sábanas frías
Y alcobas vacías,
Para no comprarla
Con bisutería,
Ni ser el fantoche
Que va, en romería,
Con la cofradía
Del Santo Reproche,
Tanto la quería,
Que, tardé, en aprender
A olvidarla, diecinueve días
Y quinientas noches.

Dijo hola y adiós,
Y, el portazo, sonó
Como un signo de interrogación,
Sospecho que, así,
Se vengaba, a través del olvido,
Cupido de mí.
No pido perdón,
¿Para qué? si me va a perdonar
Porque ya no le importa…
Siempre tuvo la frente muy alta,
La lengua muy larga
Y la falda muy corta.

Me abandonó,
Como se abandonan
Los zapatos viejos,
Destrozó el cristal
De mis gafas de lejos,
Sacó del espejo
Su vivo retrato,
Y, fui, tan torero,
Por los callejones
Del juego y el vino,
Que, ayer, el portero,
Me echó del casino
De Torrelodones.
Qué pena tan grande,
Negaría el Santo Sacramento,
En el mismo momento
Que ella me lo mande.

Y eso que yo,
Para no agobiar con
Flores a María,
Para no asediarla
Con mi antología
De sábanas frías
Y alcobas vacías,
Para no comprarla
Con bisutería,
Ni ser el fantoche
Que va, en romería,
Con la cofradía
Del Santo Reproche,
Tanto la quería,
Que, tardé, en aprender
A olvidarla, diecinueve días
Y quinientas noches.

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

Te interesará además