Música

The 100 4×01: La Salvación del Mundo Tendrá que Esperar

The 100 4×01: La Salvación del Mundo Tendrá que Esperar
The 100 4×01: La Salvación del Mundo Tendrá que Esperar

¡Menudo capitulazo para empezar la cuarta temporada de Los 100! Teníamos muchas ganas de que por fin estuviera con nosotros, después de tanto tiempo esperando, y no ha defraudado a nadie. Aquí analizamos la carta de presentación de esta temporada.

Por Judith Torquemada, @judiLimon.

The 100 ha vuelto, es oficial. The 100 ha vuelto y lo ha hecho con un primer capítulo impresionante, a la altura de lo que ha venido siendo esta serie desde el principio. Es cierto que ha tenido sus altibajos, no podemos negarlo, pero han sido más los buenos momentos que los malos, ¡por eso seguimos siendo fieles! Atención, se vienen spoilers a partir de aquí.

Y esta cuarta temporada promete. Con la batalla entre los clanes condicionando en buena medida las acciones de nuestros protagonistas, una Clarke que es más comandante que nunca lidera a su gente a la guerra que verdaderamente importa: la que tienen que lidiar contra la radiación que está a punto de destruir el mundo. Tienen seis meses por delante para encontrar una solución.

Menos mal que es ella quien está al frente de esta operación. Ya en este primer capítulo hemos podido comprobar que, pese a las muchas pérdidas que ha sufrido (esa escena en la que confiesa a su madre, Abby, que quería a Lexa nos ha partido el corazón), sigue siendo la valiente e inteligente joven que ha sido siempre.

Y tiene a Bellamy junto a ella; no le necesitaría, porque Clarke se vale por sí sola, pero ella también es consciente de lo valioso que resulta uno de esos personajes que levantan tantos odios como pasiones. Por fortuna, es más de lo segundo. ¡Qué gran personaje es Bellamy! The 100 sería mucho menos sin él.

Ha sido él quien, además, ha puesto el análisis a un capítulo que nos ha dejado con ganas de más: la salvación del mundo tendrá que esperar. Y es que no solo tienen que enfrentarse a esta inminente destrucción del mundo: siguen teniendo a la inmensa mayoría de los clanes en su contra.

Roan, proclamado Rey hasta que se encuentre a una nueva Comandante, ha aceptado echarles un cable en este asunto, no sin antes aceptar la ofrenda de Clarke: la Llama que concede ese poder. De esta manera, Roan sabe que podrá manejar a todos a su antojo y acepta que los skaikru sean el decimotercer clan, respetando así el acuerdo que hizo Lexa en su día.

Resumiendo de algún modo el capítulo, digamos que ha sido una buena presentación tanto de las historias que vamos a presenciar en los próximos episodios -esa batalla de los clanes y, por supuesto, la destrucción de la Tierra- como de los personajes.

Hemos conocido a una Octavia decidida a afrontar todo y a ayudar a su gente, a una Raven escondiendo sus problemas pero también dispuesta a darlo todo por Arkadia, a Monty y Harper disfrutando de su amor (¡cómo nos ha gustado!), a Indra participando activamente en la solución de los problemas que sufren Clarke y compañía…

Lo que sucede con Jasper merece mención aparte. Y es que parecía dispuesto a quitarse la vida, ¡ni siquiera podemos creer que estemos hablando de esto! Estamos deseando, seamos sincero, que su trama dé un giro importante y nos presente una evolución de un personaje que, sentimos, ha ido a menos.

Murphy y Ontari han decidido abandonar a la gente del primero, quizá entendiendo que no había salvación posible (aunque, por supuesto, la ha habido, al menos de momento). Abby y Kane, los padres oficiales de esta serie, además de contar con la aprobación de una Clarke que ha sonreído con emoción al ver lo que estaba sucediendo entre ellos, siguen consiguiendo un cierto equilibrio para su gente.

El capítulo termina con un «¿ahora qué, princesa?», de Bellamy a Clarke. Ahora, toca sobrevivir. Y enfrentarse a lo que viene.

HappyFM. Escuchar en directo. ¡Sólo números 1!

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

Te interesará además