Lyrics

‘Pongamos que Hablo de Madrid’, de Joaquín Sabina: letra, historia y vídeo

Joaquín Sabina declaró su amor a Madrid con esta canción
‘Pongamos que Hablo de Madrid’, de Joaquín Sabina: letra, historia y vídeo
‘Pongamos que Hablo de Madrid’, de Joaquín Sabina: letra, historia y vídeo

El artista Joaquín Sabina declaró su profundo amor a la ciudad de Madrid con esta canción ‘Pongamos que hablo de Madrid’.

Si hay una canción que mayoritariamente es aceptada como la más idónea para hablar de Madrid, esa es ‘Pongamos que hablo de Madrid’.  Una canción compuesta por el maestro de los maestros, Joaquín Sabina, que nació hace casi cuarenta años, resistiendo al paso del tiempo de manera inamovible, pues las cosas buenas no deberían cambiar nunca.

Al igual que gran parte de los habitantes de la capital, Joaquín Sabina es madrileño de adopción. En ‘Pongamos que hablo de Madrid’ declara su amor-odio hacia la ciudad, de la cual siempre quieres escapar, pero siempre vuelves a ella. Un amor imposible en una ciudad de contrastes, un lugar “donde se cruzan los caminos, donde el mar no se puede concebir, donde regresa siempre el fugitivo”, donde puedes dejarte “la vida en sus rincones” tratando de buscar esas estrellas que “se olvidan de salir”. Con estos versos, Joaquín Sabina presentó esta canción, en su segundo álbum de estudio ‘Malas Compañías’, en el año 1980.

Esta canción también apareció publicada un año más tarde, en el disco grabado en directo ‘La Mandrágora’, junto a Javier Krahe y Alberto Pérez, acompañados del guitarrista Antonio Sánchez. “Esta canción se llama Pongamos que hablo de Madrid, y es una historia de amor y odio a una ciudad invisible pero insustituible. Es una letra que yo hice según la melodía de Antonio Sánchez, que es este chico (…)” explicó Sabina cuando presentó esta canción por primera vez.

Hace ya casi cuatro décadas que ‘Pongamos que hablo de Madrid’ apareció por primera vez en un disco de Sabina. Aunque la canción alcanzó su mayor popularidad en 1981, con la versión más rockera que realizó Antonio Flores, y que incluyó en su disco ‘Al caer el sol’. En ese momento, fue cuando este tema se lanzó al estrellato con altísimas cotas de popularidad en todo el país.

Los cuatro minutos de duración de la canción, retratan los aspectos más sórdidos de la capital, de quien llega a Madrid para buscarse la vida, y no del visitante ni el turista que tiene una imagen idealizada de la ciudad. Joaquín Sabina, que describió Madrid como una ciudad «invivible pero insustituible», tuvo sus más y sus menos con la capital, como se refleja en la última estrofa de la canción. Sin embargo, esa estrofa tuvo un cambio final que confirmaba que el artista se había enamorado perdidamente de la ciudad.

En sus primeras apariciones públicas, Sabina decía al final de la canción: «Cuando la muerte venga a visitarme, que me lleven al sur, donde nací; aquí no queda sitio para nadie, pongamos que hablo de Madrid». Sin embargo, en el año 1986, en el disco en directo, la relación de Joaquín Sabina con la ciudad sufrió una transformación y la letra terminó de otra manera completamente diferente: «Cuando la muerte venga a visitarme, no me despiertes, déjame dormir; aquí he vivido, aquí quiero quedarme, pongamos que hablo de Madrid». Un sentimiento que comparten muchas personas que llegan a la ciudad de paso, y se terminan quedando.

Tal ha sido el éxito de esta canción a lo largo del tiempo, y el sentimiento tan grande que genera en los madrileños, tanto de nacimiento como de adopción, que en el año 2019, Iñigo Errejón propuso que el himno oficial de Madrid compuesto por Pablo Sorozábal Serrano y Agustín García Calvo, fuera sustituido por la canción de Joaquín Sabina. «No hay madrileño que no se emocione con esa canción y esa sí que nos la sabemos” expresó en su día Errejón.

Sea como sea, ‘Pongamos que hablo de Madrid’ es una canción que siempre acompaña. Durante los meses del confinamiento del pasado 2020 debido a la pandemia del Coronavirus, las redes sociales del Ayuntamiento de Madrid difundieron el 13 de abril una versión de la canción bajo el lema ‘#PongamosQueCantaMadrid’ interpretada por un total de 20 artistas y grupos musicales, con el objetivo de animar a los madrileños en un momento tan difícil para todos. Sabina cedió el uso de su canción para este proyecto con la finalidad de que sus estrofas contribuyeran a animar a la población “tras un mes de combate contra este nuevo enemigo”, según explicó el artista en aquel momento.

Hoy en día, ‘Pongamos que hablo de Madrid’, todavía sigue siendo todo un clásico que suena en muchos rincones de la capital como su banda sonora no oficial. El de la ciudad que engancha, enamora y que se siente como un hogar. Porque seas de donde seas, cuando llegas a Madrid, ya eres de Madrid. 

Letra de la canción "Pongamos que habló de Madrid" de Joaquín Sabina en español

Allá donde se cruzan los caminos
Donde el mar no se puede concebir
Donde regresa siempre el fugitivo
Pongamos que hablo de Madrid

Donde el deseo viaja en ascensores
Un agujero queda para mí
Que me dejo la vida en sus rincones
Pongamos que hablo de Madrid

Las niñas ya no quieren ser princesas
Y a los niños les da por perseguir
El mar dentro de un vaso de ginebra
Pongamos que hablo de Madrid

Los pájaros visitan al psiquiatra
Las estrellas se olvidan de salir
La muerte viaja en ambulancias blancas
Pongamos que hablo de Madrid

El sol es una estufa de butano
La vida un metro a punto de partir
Hay una jeringuilla en el lavabo
Pongamos que hablo de Madrid

Cuando la muerte venga a visitarme
Que me lleven al sur donde nací
Aquí no queda sitio para nadie
Pongamos que hablo de Madrid

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

Te interesará además