Música

‘Sense8’: Un final redondo, pero echamos esto de menos

‘Sense8’: Un final redondo, pero echamos esto de menos
‘Sense8’: Un final redondo, pero echamos esto de menos

El final de ‘Sense8’ nos ha dejado a todos bastante contentos, era exactamente lo que los seguidores pedían, pero aún así hemos echado de menos varias cosas. ¡Te lo contamos!

Para nosotros, ‘Sense8’ no debería haber terminado tan pronto. Estamos hablando de una de las series más especiales de la historia, capaz de representar a la perfección a aquellos que se han visto relegados a la oscuridad durante años y años, de eliminar prejuicios, de lograr abrir nuestras mentes y nuestros corazones.

Más allá de la trama, que también ha conseguido atraparnos desde el primer momento, ‘Sense8’ supone un importante paso en la visibilización de la comunidad LGTBQ+, así como en el fin del racismo, entre otros muchos aspectos. Y una serie como esta sólo podía terminar con un final feliz, de no haber sido así el mensaje podría haberse visto empañado.

Precisamente por eso, es justo admitir que todos estamos bastante satisfechos con este último capítulo de más de dos horas. Un verdadero regalo cuyo título lo dice todo: «amor vincit omnia». El amor lo vence absolutamente todo, entre lo que se incluye, por supuesto, el mal. Y eso es lo que hacen nuestros sensates.

Pero si verdaderamente queremos ser justos, también debemos admitir que ha habido dos detalles que nos han faltado y que habrían terminado de redondear el final. Para empezar, el personaje de Lito pierde la gran parte de su peso, hasta el punto de que en ciertos momentos el espectador llega a olvidarse de él. Una injusticia para un personaje tan mágico y único.

El segundo detalle del que hablamos es, por supuesto, la presencia de ‘What’s Up’, la canción que todos relacionamos con la serie y que ha vuelto a convertirse en todo un himno. Si bien es cierto que la música sigue teniendo una importante presencia, nos ha faltado ese guiño a las dos temporadas, a esos inicios, a la magia de los primeros encuentros.

Por lo demás, no puede haber ni una sola queja. Pese a que hay quien asegura de que peca de atropellado, el final nos parece natural, que sigue un ritmo lógico, con emoción y emotividad. La serie no pierde en ningún instante su esencia, nos sigue traspasando en todo momento y sigue dándonos lecciones de esas que no vamos a olvidar jamás.

Estamos convencidos de que dentro de muchos años se seguirá hablando de ‘Sense8’, seguirá tomándose como una serie de referencia que consiguió cambiar el panorama y también a las personas. Una obra maestra que todo el mundo debería ver al menos una vez en la vida.

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

Te interesará además