Series

Series

Capítulo 3 de ‘Presunto Culpable’: la culpa de Eneko y la inocencia de Anne

¿Qué ha ocurrido?

‘Presunto Culpable’ sigue avanzando, confirmándose como una de las series a tener en cuenta esta temporada. Tercer capítulo y todavía no somos capaces de descartar culpables, y no nos olvidamos de que hay personas que todavía no han sido señaladas y que tenían tantos motivos para hacer daño a Anne como los presuntos culpables que tenemos por el momento. No diremos nombres, quizá más adelante. En estas líneas, reflexionaremos sobre el tercer episodio.

Capítulo 3 de ‘Presunto Culpable’: la culpa de Eneko y la inocencia de Anne

Un tercer episodio en el que nos ha llamado mucho la atención la figura de Anne. No dudamos de su inocencia con respecto a lo que pasó aquella noche, sabemos que algo malo le sucedió y que desde entonces se encuentra desaparecida, en cualquiera de los sentidos. Pero su comportamiento antes de esa fiesta de inauguración que lo cambió todo deja mucho que desear.

La culpa de Eneko y la inocencia de Anne

En Eneko tenemos la prueba. El hermano pequeño de los Otxoa siempre se ha mostrado distante con su hermana, y no parece recordarle con especial cariño. En este tercer episodio hemos visto por qué, mientras descubríamos la faceta más manipuladora y cuestionable de una Anne que en este aspecto no es inocente.

Anne necesitaba dinero para sacar adelante los laboratorios y que su nombre figurase en la sociedad de la empresa ante los inversores, en las mismas condiciones que Jon. Si no se hacía de esta manera, temía quedarse fuera de reconocimientos o futuros proyectos. Eneko, entendiendo esto, decide dejarle dinero para que siga adelante.

Pero ese dinero era suyo, pues días antes había pedido un crédito para invertir con un amigo en un bar que querían abrir en Bilbao, con vistas a marcharse de un lugar que no le hacía feliz. Renunció a todo ello por su hermana, y no fue hasta tiempo después cuando entendió que había sido manipulado por ella, de forma sutil, para conseguir un dinero que no le devolvió. Por eso Eneko guarda mucho rencor a Anne, y ni siquiera tras su desaparición es capaz de hablar bien de ella.

La noche en la que Anne desapareció, Eneko tuvo un encontronazo con ella. Poco después, tuvo que acudir al hospital con la camisa manchada de sangre. Entre un hecho y otro, había un espacio en blanco que no éramos capaces de rellenar, hasta la propia declaración de Eneko. En este capítulo descubrimos que fue una disputa con su amigo, a quien había dejado tirado con el asunto del bar, lo que ocasionó la sangre y el susto. Eneko, sin embargo, explica que sí se siente culpable: estaba tan enfadado con Anne que se veía capaz de cualquier cosa. Y todos sabemos qué significa ese “cualquier cosa”.

Pero parece que Eneko no fue quién le hizo daño a una Anne que vuelve a quedar ante el público como un personaje desconcertante en el que tampoco acabamos de confiar. Sus actos, en muchas ocasiones, no son los correctos. Y parece que queda mucho que descubrir.

El secreto de Amaia

Sí hemos descubierto, por cierto, a dónde acude Amaia cada ocho días: a visitar a su hijo Joseba a la cárcel. Lo planteamos como una de las posibilidades cuando hablamos de las teorías en torno a este personaje y sus secretos, pero aún tenemos que saber el motivo por el que permanece entre rejas.

¿Qué pasa con Jon?

Jon, por otro lado, sigue siendo señalado por el pueblo, por su propia familia y por las únicas a las que tiene cerca. También nosotros seguimos desconfiando, porque ni él mismo recuerda al cien por cien qué sucedió esa noche. Durante uno de sus sueños, recuerda que Anne le arrancó un gemelo en una discusión, pero como suele sucederle realidad e imaginación se mezcla en una combinación imposible que terminará por estallar. Desesperado, recurre a Elena para que le ayude a descifrar qué significa. Busca recordar, y se aferra a todo para demostrar, sobre todo a sí mismo, que él no tuvo nada que ver en la desaparición de Anne.

Happy FM.

Judith Torquemada te recomienda también:

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

¿Qué opinas de "Capítulo 3 de ‘Presunto Culpable’: la culpa de Eneko y la inocencia de Anne"?

Te interesará además