Series

¡Pero las cosas se complican!

‘En el corazón de la ciudad’, capítulo 3: Ali y Derin pasan un día de ensueño

En esta nueva entrega de ‘En el corazón de la ciudad’ somos partícipes de cómo Ali y Derin viven un día verdaderamente especial.

‘En el corazón de la ciudad’, capítulo 3: Ali y Derin pasan un día de ensueño loading=
‘En el corazón de la ciudad’, capítulo 3: Ali y Derin pasan un día de ensueño

‘En el corazón de la ciudad’ acaba de aterrizar en Mediaset. Se trata de una nueva serie turca que promete no dejar indiferente a nadie. A pesar de que tan solo lleva unos cuantos días en emisión, lo cierto es que está marcando la diferencia en muchos sentidos. Tanto por la historia como por sus protagonistas.

Recientemente hemos podido disfrutar del capítulo 2 de ‘En el corazón de la ciudad’. Así pues, descubrimos la historia de Ali que, con tan solo cinco años, fue testigo de la muerte de su madre. Un hecho que, desde luego, marcó su vida para siempre. Rauf, un chef de un barco de carga, no dudó en adoptarlo y criarlo como a su propio hijo.

Por si fuera poco, conocemos la historia de Derin. Se trata de la hija de un reconocido propietario de barcos que está a punto de tomar una de las decisiones más importantes de su vida. A pesar de los esfuerzos, parece que su infelicidad va en aumento conforme se va acercando la fecha de su boda.

Después de todo, por fin hemos podido ver lo que sucede en el episodio 3 de ‘En el corazón de la ciudad’. De esta manera tan concreta, observamos cómo Sahim, ex campeón de boxeo, se convierte en la persona a la que Rauf quiere confiarle a Ali. De un instante a otro, descubre una verdad que le cambiará para siempre.

A pesar de todo, se trata de un secreto que debe guardar durante un tiempo. Derin y Ali siguen viviendo en su pequeña burbuja de ensueño que se ha creado durante ese día que pasan juntos. Lo que ninguno de los dos esperaba es que todo iba a destruirse en cuestión de segundos. No te pierdas los próximos capítulos de ‘En el corazón de la ciudad’.

Te interesará además