Series

Nehir se muestra contundente

‘Me robó mi vida’, capítulo 309: Nehir tiene como objetivo atacar a Bahar

Nehir se convierte en una de las protagonistas de ‘Me robó mi vida’, al establecer como objetivo atacar a Bahar.

‘Me robó mi vida’, capítulo 309: Nehir tiene como objetivo atacar a Bahar loading=
‘Me robó mi vida’, capítulo 309: Nehir tiene como objetivo atacar a Bahar

‘Me robó mi vida’ se ha convertido en una de las ficciones turcas que más éxito continúa cosechando en nuestro país. Y siendo honestos, no es para menos. Es más que evidente que cada vez son más las personas que no se pierden una sola entrega de esta espectacular y sorprendente historia.

Recientemente hemos podido disfrutar del capítulo 308 de ‘Me robó mi vida’. Así pues, hemos observado cómo la policía ha recibido una denuncia por adopción ilegal. Por lo tanto, se ha presentado en casa de la familia Atahan para llevarse a Nuran, algo que provoca que Efsun y Arda terminen por enloquecer.

Todo ello mientras Kenan no ha dudado en amenazar a Ates con hacer daño a Bahar. El abogado se ha armado de valor para advertirle de las terribles consecuencias que tendrá si algo malo llega a sucederle a la hija de Mehmet Emir. Es más que evidente que Ates está dispuesto a todo para hacer justicia.

‘Me robó mi vida’, capítulo 308: Efsun y Arda, denunciados por adopción ilegal

Después de todo, por fin hemos podido ver lo que sucede en el episodio 309 de ‘Me robó mi vida’. Así pues, observamos cómo Nehir ha terminado por descubrir las verdaderas intenciones que Ates tenía con ella. Tras darse cuenta de que ha sido utilizada durante todo este tiempo, la sobrina de Kenan se ha planteado un nuevo objetivo.

¿En qué consiste? En atacar al abogado donde más le duele: Bahar. Efsun, por su parte, está cada vez más acorralada. Y es que la verdad sobre los verdaderos padres de Nuran podría salir a la luz más pronto de lo que tan siquiera imagina. ¿Cómo reaccionará cuando eso suceda? No te pierdas los próximos capítulos de ‘Me robó mi vida’.

Te interesará además