, ,

Octavia Blake - temporada 5 de 'Los 100'

Series

Octavia Blake, entre la necesidad y el descontrol

¿No nos hemos pasado con este personaje?

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • WhatsApp
smile

Decían, al principio de esta quinta entrega de ‘The 100’, que iba a ser la temporada de Octavia Blake. Con los primeros compases de la misma ya podía deducirse de dónde venían estos comentarios de los privilegiados que pudieron disfrutar de ella antes que el resto, pero desde luego entonces no estábamos capacitados para saber a dónde iban a llevarnos.
Octavia Blake ha sido siempre uno de los personajes principales de la ficción de ‘The CW’.

Uno de los principales y uno de los más relevantes, dos conceptos que desgraciadamente no siempre van unidos. Una joven que no ha podido descubrirse a sí misma porque ha estado sometida a una profunda represión, una joven que ha tenido que vivir consciente de que ni siquiera debería estar viva, una joven que ha visto cómo personajes cercanos a ella han fallecido demasiado pronto, una joven que ha tenido que cargar con el peso de sentirse culpable por el simple hecho de existir.

Tras todo esto, Octavia Blake se convirtió en una mujer que empezó a luchar por sus principios, por lo que amaba, por la justicia y por avanzar. Siempre se ha alejado del prototipo de personaje femenino que durante tantos años nos han querido vender, y eso era de agradecer. Porque mujeres hay muchas, y somos muy diferentes entre nosotras. Gustó mucho tener a Octavia que, entre otras cosas, nos recordaba esto.

El cambio

Octavia ha cambiado mucho a lo largo de las temporadas; es probablemente el personaje que más ha evolucionado. Ha sufrido mucho, ha perdido mucho y ha entendido que no se encuentra en un mundo más sencillo que el que alguna vez conoció. Al contrario. La vida en el espacio tenía sus reglas, pero no tenía tantos demonios, tantas batallas, ni tantos obstáculos. Octavia, lamentablemente, no tardó en entender esto. Y todo este camino nos ha llevado al personaje de la quinta entrega.

Cuando comenzó, como hemos señalado, comprendí a qué se referían con que ésta sería la temporada de Octavia. Más fuerte que nunca, más valiente, más guerrera; también más salvaje, menos dispuesta a soportar. Y de repente se convirtió en un personaje que no conocía. Estoy más que acostumbrada a que los protagonistas de esta serie cometan errores, pero nunca había visto algo semejante.
Porque siento que se ha perdido el control con el arco dramático de Octavia. Entiendo que tenía que llegar a un lugar oscuro, para después volver a sentir el calor de la luz. Entiendo que necesitaba rebelarse contra el mundo y contra sus fantasmas por el dolor que tenía dentro, para después descansar en paz. Y entiendo que, además, la trama necesitaba algo así, para demostrarnos que realmente se ha sufrido mucho y para colocarnos en otros estadios más complicados. El problema es que hemos tenido una dosis excesiva de lo primero, y poco de lo segundo.

¿Hay perdón para Octavia?

Dice Jason Rothenberg que será en la próxima temporada cuando Octavia Blake se redima. También esto lo entiendo, y lo esperaba, el problema es que no sé si después de todo será suficiente. He perdonado muchas cosas en ‘The 100’, y probablemente consiga perdonarla a ella también, pero es un personaje que se ha alejado tanto de quien fue y de lo que algún día me transmitió que quizá en ningún momento vuelva a ser cercana.

Creo que se han cruzado ciertas líneas con ella. No exagero al llamarla dictadora, por mucho que esto nos duela. Ha hecho algo más que gobernar a su gente: los ha doblegado. Es ella quien, en esta ocasión, ha sometido a otros. Dos escenas me parecen claves para ejemplificar esto. La primera: Octavia acabando con la vida de aquellos que se niegan a comer los cuerpos fallecidos de sus amigos, familiares o simplemente comentarios. La segunda: Octavia prendiendo fuego al cultivo de algas de Monty, que bien podía haber asegurado la supervivencia de todos, para provocar una guerra por necesidad. Una necesidad que ella ha creado.

A Octavia Blake no le han importado las vidas humanas que se han perdido. Y durante las cinco temporadas se han perdido muchas, pero nunca he visto en Bellamy la frialdad que he visto en su hermana cuando era el responsable del fallecimiento de inocentes o de culpables. Tampoco la he visto en Clarke, aunque de ella también podría hablar largo y tendido.

Creo que eso es lo que más me ha dolido de Octavia, porque su rabia, su dolor, su ira y su furia eran sentimientos con los que estaba dispuesta a lidiar; y rara vez me he atrevido a juzgar a unos personajes que han pasado por tanto. Pero esto que hemos visto es algo más. Solo se derrumba una vez, pero esa escena llegó cuando ya había asimilado las anteriores. Así que, en mi caso, llegó tarde. Me encontraba a años luz de Octavia, y me duele reconocerlo, pero creo que no hay vuelta atrás.

¿Necesidad o descontrol?

¿’The 100’ necesitaba un cambio así? Puede ser. Ha sido interesante asistir a un cambio que no esperaba, pero lo cierto es que también ha sido desagradable. Alcancé el punto en que no quería ver más de ella; la quería dejar fuera de las guerras y no quería esto para protegerla, sino para protegerme a mí de un personaje que me estaba molestando. Por eso creo que aunque las intenciones iniciales no eran malas (Octavia siendo una especie de dictadora para asegurar la supervivencia de su gente), se descontrolaron. Porque me va a costar recuperar la conexión con ella, si es que la recupero. Y me parece una pena.

Happy FM. | Escuchar en directo. ¡Sólo números 1!

5 series de miedo para los amantes del terror
¿Puede sobrevivir ‘The Walking Dead’ sin Rick Grimes?