Música

The Walking Dead 7×14: Sasha se sacrifica y comienza la venganza

The Walking Dead 7×14: Sasha se sacrifica y comienza la venganza
The Walking Dead 7×14: Sasha se sacrifica y comienza la venganza

A dos capítulos del final, parece que por fin estamos dentro de esa venganza que todos pedimos, buscamos y deseamos, aunque suene extraño. El sacrificio de Sasha nos ha llevado a otro nivel que pasamos a analizar, ¡aquí!

The Walking Dead no ha vivido su mejor temporada, eso es algo que todos sabemos. La serie de AMC ha sido acusada de una trama poco sólida en una séptima temporada que empezó como nunca antes había empezado ninguna: con todos los ojos del mundo puestos sobre ella. Sin embargo, su desarrollo lento y la falta de noticias de algunos de nuestros protagonistas han incendiado a los seguidores.

Unos seguidores que se han calmado tras ver el último capítulo emitido, aunque todos ellos coinciden en que esto ha llegado demasiado tarde. Y es que es cierto que por fin nos están poniendo cara a cara contra los Salvadores, pero no es menos cierto que llevamos demasiado tiempo pidiendo a gritos esto mismo.

Y no precisamente porque queramos que termine esta lucha contra Negan y nuestro villano favorito (odiado, pero favorito) abandone la serie, sino porque estamos necesitados de esa dosis de acción, de adrenalina sedentaria por decirlo de alguna manera, que siempre nos ha regalado The Walking Dead. Pues bien, Sasha y Rosita han sido las encargadas de terminar de encender la mecha.

Sobre todo la primera. Y es que si todos sabíamos que el nombre de Sasha suena con fuerza como posible muerte al final de temporada, ahora podemos tenerlo más claro que nunca. Sasha y Rosita emprenden un viaje hacia el hogar de los Salvadores con deseos de acabar, de una vez por todas, con Negan. El plan A no sale bien y se ven obligadas a recurrir al plan B: entrar dentro y enfrentarlo directamente.

Pero en el último momento, Sasha consigue despistar a Rosita y termina siendo ella quien se cuela en la propiedad de los Salvadores, sacrificándose así por su compañera, en ocasiones enemiga, a la que asegura una verdad: todos necesitan de ella para seguir adelante. Así las cosas, ambas se separan y mientras Sasha se adentra en terreno peligroso… Rosita recibe una visita.

La visita de quien parece ser Daryl. No podemos ver su rostro pero advertimos la forma de su ballesta y una figura ya inconfundible para los seguidores de la serie. Después de hablar con Maggie en una de las conversaciones más intensas de la historia de la serie, por la que le pide disculpas por lo sucedido con Glenn, Daryl entiende que hay que luchar. Quizá por eso se une a la lucha sin decírselo a nadie.

Y por fin hemos sabido de Maggie, que también parece querer luchar más que nadie. En este capítulo hemos corroborado dos cosas que ya sabíamos de ella: que es uno de los personajes más fuerte que hemos conocido nunca y que tiene un corazón de oro. Daryl, sin apenas poder mirarle a la cara, le pide perdón -como ya hemos dicho- porque sigue sintiéndose culpable por la muerte de Glenn, pero Maggie lo tiene claro: no fue su culpa. Después de fundirse en un abrazo, Maggie explica que le necesita para luchar.

Porque la lucha ha comenzado. Ya de verdad. Esperamos que estéis preparados.

HappyFM. Escuchar en directo. ¡Sólo números 1!

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

Te interesará además