Series

‘El Embarcadero’, en sus dos primeros episodios, nos deja esta sensación: Movistar ha pinchado por primera vez

Crítica sin spoilers de 'El Embarcadero'
por Rosa
  • WhatsApp
  • facebook
  • Tweet
  • pinit
smile
‘El Embarcadero’, en sus dos primeros episodios, nos deja esta sensación: Movistar ha pinchado por primera vez
‘El Embarcadero’, en sus dos primeros episodios, nos deja esta sensación: Movistar ha pinchado por primera vez

Hemos podido ver los dos primeros capítulos de ‘El Embarcadero’, y la serie de Movistar+ ha hecho de todo menos convencernos.

Esperábamos con muchas ganas ‘El Embarcadero’. Honestamente, siempre esperamos con muchas ganas cualquier ficción que tenga detrás los nombres de Movistar+ y Álex Pina. Quizá por eso, los dos primeros episodios de la serie, a los cuales ya hemos tenido acceso, nos han dejado bastante fríos, con la terrible sensación de que ambos han pinchado.

‘El Embarcadero’ ya nos había atrapado desde que leímos su sinopsis. Alejandra (Verónica Sánchez), una exitosa arquitecta, recibe una llamada que cambia su vida. Le informan de que han encontrado el cuerpo de su marido, Óscar (Álvaro Morte), quien supuestamente estaba de viaje en Frankfurt. Algo que contrasta con el hecho de que su cadáver, que aparece en una escena clara de suicidio, se encuentre en un pueblo de La Albufera valenciana.

Con esta noticia, Alejandra descubre que su marido tenía una doble vida, la que también compartía con Verónica (Irene Arcos), una mujer completamente diferente a ella que vive en esta zona de Valencia. Una historia diferente, en la que dos mujeres completamente diferentes se conocen de una manera algo curiosa, en la que se explora la posibilidad de amar a dos personas a la vez. Y todo ello con un misterio de fondo.

Nos tenían atrapados. Pero la realidad nos golpeó en estos dos primeros episodios, en los que llama la atención la excesiva presencia de tópicos (soy hippie, pintora, cultivo mi huerto, tengo la nevera en la calle y salvo animales en peligro, por poner un ejemplo) y un enfoque que en ningún momento esperábamos encontrar.

Pese a que hay escenas que sorprenden, que nos cautivan con su potencia, y que la cinematografía es prácticamente perfecta, siendo capaz de diferenciar los dos ambientes principales de ‘El Embarcadero’ de una manera muy delicada y acertada, el drama llega a sobrepasar la línea en algunas ocasiones, haciendo que todo pierda algo de credibilidad.

A esto le sumamos la sensación de que se nos están colocando de manera forzada algunos elementos para tratar de invitarnos a ver el siguiente episodio, sin seguir la trama de una manera natural. Queremos más de Alejandra y Verónica, queremos saber qué ocurre con ellas, pero también queremos sentir que no es algo impostado, como sentimos que ocurre con la parte más thriller.

'El Embarcadero', Verónica y Alejandra

Reflexionando, pensando en frío, llego a la conclusión de que, al menos desde mi punto de vista como espectadora, quizá habría sido más acertado centrarse en esa concepción del amor que se nos presenta, en cómo la descubren todos los protagonistas, en los conflictos que les plantea. Y no en una trama thriller (un suicidio que podría no ser lo que parece) que ya está muy quemada, que ya hemos visto en muchas ocasiones. Es cierto que la intriga y el misterio son dos elementos que generalmente vienen acompañados de éxito, pero tratándose de esta plataforma y de este creador, puede que esperásemos algo diferente. También puede que llegue más adelante.

‘El Embarcadero’, cuya primera temporada completa llega a Movistar+ este 18 de enero, nos ha sorprendido, pero no como esperábamos que lo hiciera. Seguimos confiando en conforme vaya evolucionando la serie, mejore, especialmente teniendo en cuenta que estamos hablando de Álex Pina, pero por el momento podemos afirmar que estamos ante el primer pinchazo de Movistar+.

Rosa te recomienda también:

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

Te interesará además