Series

La salud del empresario es delicada

‘Me robó mi vida’, capítulo 213: Mehmet Emir, atendido tras sufrir un preocupante desmayo

Mehmet Emir, uno de los protagonistas de ‘Me robó mi vida’, ha tenido que ser atendido tras sufrir un preocupante desmayo.

‘Me robó mi vida’, capítulo 213: Mehmet Emir, atendido tras sufrir un preocupante desmayo loading=
‘Me robó mi vida’, capítulo 213: Mehmet Emir, atendido tras sufrir un preocupante desmayo

No es ningún secreto que ‘Me robó mi vida’ se ha convertido en una de las ficciones turcas que más éxito continúa cosechando en nuestro país. Es más que evidente que cada vez son más las personas que están completamente enganchadas a esta sorprendente historia que, desde luego, no deja indiferente a nadie.

Recientemente hemos podido disfrutar del capítulo 212 de ‘Me robó mi vida’. De esta manera tan concreta, vemos que Fulya ha acabado en la UCI, debatiéndose entre la vida y la muerte. Y todo después de haber tenido esa intensa conversación con Fulya donde le hacía saber toda la verdad sobre Efsun y Arda.

Como consecuencia de esto, no solamente Fulya está en peligro sino también su bebé. Toda la familia está realmente destrozada con la noticia. Es tan complicada la situación a la que se enfrentan que están comenzando a prepararse para todo lo que pueda llegar a ocurrir. Incluido lo peor.

Después de todo, por fin hemos podido ver lo que ocurre en el episodio 213 de ‘Me robó mi vida’. Es entonces cuando somos partícipes de un momento de lo más crítico. Y es que los médicos se han visto en la obligación de tratar a Mehmet Emir después de que éste se desplomase de un momento a otro.

Y todo porque el empresario, finalmente, se ha enterado de todo lo que está sucediendo con Efsun y Arda. Hülya, mientras tanto, intenta cerrar un trato con Salih. ¿El motivo? Quiere conseguir todas y cada una de las imágenes que pueden llegar a incriminar a su hijo. ¿Conseguirá su objetivo? No te pierdas los próximos capítulos de ‘Me robó mi vida’.

Te interesará además