Series

‘The Walking Dead’ 9×03: Y llegó la traición que cambia el futuro

Y que continúa con el conflicto principal
‘The Walking Dead’ 9×03: Y llegó la traición que cambia el futuro
‘The Walking Dead’ 9×03: Y llegó la traición que cambia el futuro

En este tercer episodio de la novena temporada de ‘The Walking Dead’ hemos vivido un hecho importantísimo que lo cambia todo.

Me reconozco gratamente sorprendida por ‘The Walking Dead’. Si bien no me atrevo a confirmar que ha recuperado algo de la chispa que había perdido, al menos ha conseguido hacerme botar (un poquito) en el sofá de mi casa viendo este tercer episodio de la novena temporada. Por el momento, sigo interesada en lo que está sucediendo.

¿Qué está sucediendo?

¿Y qué está sucediendo? ‘The Walking Dead’ lo ha hecho muy bien en un sentido: ha preparado de forma medida y cuidada el acontecimiento que desataría el conflicto principal de esta primera mitad de temporada. Esto es, las luchas internas que se darán entre los protagonistas de siempre. Como se vio en el episodio anterior, que se despidió con este gran misterio, los Salvadores estaban desapareciendo. Al menos, una parte de ellos.

Los restantes han decidido rebelarse, pues no podían seguir viendo cómo muchos de sus seres queridos se marchaban y reaparecían convertidos en zombies con señales claras de haber sido asesinados. Rick Grimes consiguió frenar la rebelión, pero había llegado el momento de investigar. Él junto a Carol por un lado, Maggie y Daryl por otro, tomando la última muerte de Justin como punto de partida. Rick parece dudar de Anne, incluso duda de Daryl momentáneamente, pero estos nombres pronto quedan atrás.

Los culpables

Y es el último quien finalmente entiende lo que está sucediendo. En la noche, descubre a Cyndie y otras mujeres de Oceanside tratando de poner fin a la vida de Arat, que suplica por su supervivencia. Tanto Daryl como Maggie bajan las armas cuando advierten que se trata de ellas, sus ahora compañeras, su ahora familia, contra una única Salvadora. Y Cyndie procede a explicarlo.

Ellos mataron a su familia. Arat, concretamente, acabó con la vida de su hermano mientras le pedía a Cyndie que suplicara por ella, tal y como estaba haciendo la asesina en esos momentos. “Sin excepciones”, le dijo cuando terminó con su vida. Cyndie lo cuenta con lágrimas en los ojos, y el espectador entiende al instante lo que está sucediendo. Daryl y Maggie han bajado las armas, y no piensan empuñarlas para defender a una asesina. Así que se marchan del lugar, dejando que las mujeres de Oceanside lleven a cabo su justicia particular.

Recapitulo sobre estas líneas: ya tenemos el acontecimiento que ha desatado el conflicto principal. Las mujeres de Oceanside incapaces de perdonar y olvidar han sido un golpe de efecto para Daryl y Maggie, el que necesitaban para entender no solo que ellos tampoco son capaces de olvidar y perdonar, sino que no quieren hacerlo. Quieren venganza, que en su vocabulario bien podría traducirse también como justicia.

Así que este episodio de ‘The Walking Dead’ concluye con una de las imágenes más significativas vistas hasta el momento: Daryl y Maggie afrontar una carretera desierta, en soledad, cuyo final no podemos ver. Están juntos en ese nuevo camino. Cyndie le explica a Maggie que terminar con la vida de Gregory fue una inspiración para ellas, para hacer lo mismo, y Maggie bebe de esa inspiración para convertirla en recíproca. Las mujeres de Oceanside le sirven como ejemplo, y ahora va a por Negan.

Maggie y Daryl

La traición

Y llegó a ‘The Walking Dead’ la traición que cambia el futuro que con tanto cuidado ha intentado construir Rick Grimes. Maggie y Daryl discuten sobre ello: lo han intentado, han querido creer en ello, sobre todo por su amigo, pero no han podido. Ojalá pudieran, pero no pueden. Ojalá fuera posible, pero con los Salvadores no se puede. Así que se rinden ante lo que verdaderamente quieren hacer, traicionando de esta manera a Rick y apostando por un futuro ligeramente diferente.

Judith te recomienda también:

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

Te interesará además