Música

Casados a Primera Vista: El Inicio de la Convivencia Desgasta las Relaciones

Casados a Primera Vista: El Inicio de la Convivencia Desgasta las Relaciones
Casados a Primera Vista: El Inicio de la Convivencia Desgasta las Relaciones

Se acabaron las lunas de miel y los paisajes paradisiacos. Ha llegado el momento de volver a la vida real, algo que no parece haber sentado demasiado bien a nuestras parejas. ¡Estamos ante una crisis! ¡Entra!

Ha llegado el momento que todos temíamos. La relación de nuestros ‘Casados a primera vista’ ha pasado a la siguiente fase, la de la convivencia, y parece que las primeras grandes crisis hacen acto de presencia en todos los matrimonios. Atrás quedaron los paisajes paradisíacos y los viajes, ahora estamos en la vida real.

Y, como bien sabrás, no es fácil aterrizar en el mundo real después de vivir en el mismísimo paraíso, y eso les está pasando factura a todos nuestros ‘enamorados’. Algunos con más intensidad y otros con menos, todos han caído en las discusiones de la rutina y están viendo cómo su unión se pone a prueba de la peor manera posible.

Incluso la pareja que mejor parecía estar encajando, Mónica y Jordi, está viviendo un momento complicado. La falta de sexo y la chulería del catalán están poniendo a prueba su matrimonio, por el que siguen apostando. Aunque está claro que se gustan mucho y que quieren luchar por lo suyo, las dudas no hacen otra cosa que aumentar.

Por su parte, Jaime y Ruth continúan con su tira y afloja particular. Incluso el bricolaje se ha convertido en una excusa para discutir, y es que está claro que no tienen nada que ver. Algo que también ocurre con Jesús y Jesuli. Este último se ha sentido herido y decepcionado después del plantón de Jesús, que decidió abandonar su importante concierto para ir a tomarse algo.

Una acción que no sólo será el desencadenante de más discusiones, sino quizá de la crisis definitiva. Los que también pueden estar viviendo una situación similar son Marie y Jonathan. La venezolana tuvo que pasar el día de su cumpleaños sola en casa y no pudo evitar romper a llorar delante de la cámara.

Y, por si teníamos pocas discusiones, Samantha y Juan Diego también dejaron atrás el paraíso y cayeron en la rutina. Las diferencias de la pareja no hacen más que crecer y distanciarles más, acabando con la buena relación que habían creado en Atenas. Las cosas no pintan demasiado bien para estos matrimonios y en el próximo programa podríamos tener ¡el primer divorcio! ¡No te lo pierdas!

HappyFM. Escuchar en directo. ¡Sólo números 1!

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

Te interesará además