Música

El Extraño Caso de Jesse Eisenberg

El Extraño Caso de Jesse Eisenberg
El Extraño Caso de Jesse Eisenberg

No es como los demás. No se esconde. No entiende de temas tabú ni de guaridas. No se avergüenza. No tiene miedo. Es Jesse Eisenberg y protagoniza uno de los casos más curiosos de Hollywood. ¡Te lo contamos!

En un momento en el que todos comenzamos a alzar la voz, viene a mi mente una figura que lleva mucho tiempo haciéndolo. Alguien que no ha tenido miedo a ser juzgado y que se ha olvidado de los filtros -no sólo los de Instagram- a la hora de mostrarse al público. Un actor que no ha querido ni quiere formar parte de esa burbuja de glamour y mentira que rodea Hollywood.

Nominado al Oscar a Mejor Actor Protagonista por su papel en La red social, Jesse Eisenberg siempre ha destacado, aunque no lo haya hecho de forma positiva para todo el mundo. Desde pequeño, el también escritor se ha separado del rebaño y se ha mostrado tal y como es, con luces y sombras, pero sin miedo.

Conocido como uno de los actores más peculiares de Hollywood, Jesse Eisenberg nunca se ha escondido ante las cámaras, jamás ha ocultado su forma de ser y no se ha preocupado a la hora de dejarnos ver sus virtudes y sus defectos. Sin miedo, pero con inseguridad. Una inseguridad provocada por el Trastorno Obsesivo Compulsivo que padece y que tampoco ha querido esconder en ningún momento.

Un ejemplo de visibilización de una patología que sufren muchas personas en silencio, algunas de ellas sin siquiera saberlo. El actor ha hablado abiertamente de esto, de los ataques de ansiedad que le provoca y de lo incómodo que es para él enfrentarse a situaciones que no saldrían de la normalidad para una persona que no sufre este trastorno.

Ni que decir tiene que, para él, acudir a una entrevista supone un reto aún más grande que para cualquier otro actor. Un momento difícil por el que muchas veces ha sido duramente atacado. Es curioso cómo pedimos que las conocidas como ‘celebrities’, palabra que detesta el propio Eisenberg, sean sinceras con nosotros, pero luego atacamos su punto más débil siempre que tenemos ocasión.

Altanero, creído, maleducado e, incluso, despreciable. Estos son algunos adjetivos que han sido utilizados por diferentes medios para definir a un actor brillante, un escritor prometedor y, sobre todo, una figura que no ha querido seguir el camino de la mayoría de sus compañeros de profesión.

Si bien, como él mismo ha afirmado en numerosas ocasiones, este Trastorno Obsesivo Compulsivo le lleva a tomar comportamientos que pueden parecer inadecuados, la realidad dista mucho de lo que aseguran los medios que le atacan.

El mismo Jesse Eisenberg al que algunos califican de despreciable es parte activa de una organización que se dedica a ofrecer hogar a mujeres que han sido maltratadas o abusadas, además de apoyar diferentes causas a favor de los derechos fundamentales del ser humano, y no le tiembla la voz a la hora de enfrentarse, cara a cara, a quienes atacan al colectivo LGTB+, por poner un simple ejemplo.

En un tiempo en el que todos decimos amar la realidad y la transparencia, ese Jesse Eisenberg que es un modelo de visibilización y de valentía para gran parte de la sociedad, está siendo criticado por el resto por esta misma razón. ¿Dónde está entonces la coherencia? ¿Qué hay de despreciable en alguien que se atreve a ser diferente, a huir de lo artificial y a gritar ‘este soy yo?

HappyFM. Escuchar en directo. ¡Sólo números 1!

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

Te interesará además