Música

Jennifer Lawrence Vomita Viendo 1984, la Extravagante Obra de Teatro de Olivia Wilde

Jennifer Lawrence Vomita Viendo 1984, la Extravagante Obra de Teatro de Olivia Wilde
Jennifer Lawrence Vomita Viendo 1984, la Extravagante Obra de Teatro de Olivia Wilde

La obra de teatro protagonizada por Olivia Wilde, ‘1984’, no está dejando indiferente a nadie. Y una de sus últimas espectadoras es sobradamente conocida por todos vosotros: se trata de Jennifer Lawrence que, según parece, tuvo que salirse a vomitar en mitad de la función.

Hace unas semanas os contábamos que en Broadway había una nueva obra de teatro que estaba causando sensación. Protagonizada por Olivia Wilde, ‘1984’ estaba provocando sensación de mareo incluso vómitos entre varios de los espectadores que acudían a verla.

La razón no es otra que la intensidad de la misma obra. 1984 parece estar pensada para personas capaces de aguantar todo tipo de escenas ante sus ojos pues no es uno ni dos, sino más, los casos que se conocen que han tenido que abandonar la sala de teatro por no poder soportar lo que estaban viendo. Y no hablamos de horror por una producción mala, ni mucho menos, ¡al contrario! 1984 encierra tanto sentimiento y tanta emoción que son muchos los que no pueden gestionarlo.

Es el caso, al parecer, de una Jennifer Lawrence que se sumó a esta larga lista de hombres y mujeres que han tenido que dejar la función a medias.

Según informa ‘Page Six’, la aclamada actriz ganadora de dos Oscar acudió a ver ‘1984’ el pasado lunes 17 de julio y tuvo que abandonar su asiento para marcharse a vomitar cuando todavía no había concluido la obra. «En medio de la obra, Jennifer saltó de su asiento», explicaron varios testigos a la publicación.

La intérprete acudió con varios amigos que han revelado que su indisposición no tenía nada que ver con la obra en sí y que lo que realmente le pasaba era que había contraído una «gripe estomacal». Suponemos que, en el caso de ser así, el impacto de la obra agravaría su estado y por eso tuvo que abandonarla.

En cualquier caso, no sería extraño que Jennifer tampoco hubiera soportado la crudeza de una obra de teatro que está despertando comentarios en todos los rincones del mundo. Olivia Wilde y todo el equipo pueden sentirse muy orgullosos: han creado un auténtico fenómeno.

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

Te interesará además