Música

Johnny Depp, la imagen de la hipocresía de Hollywood

Johnny Depp, la imagen de la hipocresía de Hollywood
Johnny Depp, la imagen de la hipocresía de Hollywood

Si hay una palabra que debemos relacionar con Hollywood, y no es lujo, es hipocresía. La meca del cine se ha convertido en la viva imagen de ese dicho que asegura que no es oro todo lo que reluce. Y Johnny Depp es el mejor ejemplo. ¡Te lo contamos!

Movimientos como #MeToo o Time’s Up están cambiando la imagen de Hollywood y, además, están sacando a la luz los miles de secretos que se han enterrado durante todos estos años bajo flashes, lujo y apariencia. O al menos algunos. Según parece, de una vez por todos, Hollywood está tirando toda la basura que nunca debió existir ni, sobre todo, permanecer entre nosotros.

Sin embargo, una vez más, todo ello es apariencia, y Johnny Depp es uno de los muchos ejemplos que lo demuestran, que vuelven a dejarnos claro que Hollywood es ante todo hipócrita. Como bien recordarás, el actor estadounidense fue denunciado por la que fuera su mujer, Amber Heard, quien le acusó de haberla agredido y maltratado en numerosas ocasiones.

Finalmente, la historia se cerró con un acuerdo en el que Johnny Depp debía pagarle en torno a 7 millones de dólares, los cuales la actriz se ha comprometido a donar íntegramente a asociaciones dedicadas a la defensa y el apoyo de mujeres maltratadas. Una polémica que situó al protagonista de ‘Piratas del Caribe’ en el ojo del huracán y que, en teoría, debería haber afectado negativamente en su carrera.

Sin embargo, desde que la noticia saltó, a Johnny Depp no le han faltado proyectos. Es cierto que ha recibido numerosas críticas y que son muchos los que se han sumado a una especie de boicot, basado en no visionar las películas en las que él aparezca, pero sus compañeros de profesión parecen no tener ningún problema a la hora de seguir trabajando con él.

Hemos visto cómo Kevin Spacey, por ejemplo, ha sido retirado por completo de todos los largometrajes y demás proyectos en los que estaba inmerso. Una acción enormemente aplaudida desde dentro y fuera de la industria. Mientras tanto, aquellos que han tomado esta decisión y que la han apoyado, han continuado contratado a Johnny Depp, una persona acusada de violencia de género. Curioso, ¿verdad?

Entre 2017 y 2018, años posteriores a la denuncia de Amber Heard, Johnny Depp ha participado o ha anunciado en torno a los 11 proyectos. ¿Por qué el actor estadounidense no es castigado por sus actos mientras que otros compañeros son completamente borrados de la faz de la tierra por los suyos? Es cierto que no hay un fallo judicial acerca del caso de Depp, pero tampoco lo hay en torno al escándalo sexual de Casey Affleck, y él ya ha sido completamente repudiado por la industria desde el comienzo de los movimientos ya mencionados. ¿Qué diferencia hay?

Una vez más, nos damos cuenta de la enorme hipocresía que reina en Hollywood. Desde la distancia, parece un mundo maravilloso, que está sabiendo dar ejemplo y luchar por aquello que es justo; pero cuando nos acercamos nos damos cuenta de que todo es espectáculo, todo es un circo. Y nosotros somos los espectadores embelesados que deben despertar de una vez por todas.

Te interesará además