Música

Que la Música Siga Siendo Nuestra Mayor Aliada Contra el Miedo

Que la Música Siga Siendo Nuestra Mayor Aliada Contra el Miedo
Que la Música Siga Siendo Nuestra Mayor Aliada Contra el Miedo

Ningún acto atroz, ningún atentado, ningún movimiento que tenga al terror como su herramienta principal puede acabar con la fuerza de la música. En todo momento, su arte gana a todo lo demás.

En momentos como los que estamos viviendo ahora mismo, en los que el terror y el pánico amenazan con apoderarse de nosotros, en los que no hay consuelo y el mundo se nos antoja cruel y despiadado, tenemos una misión: recordar el poder de la música. Ella, esa musa que tantas veces nos ha salvado, es capaz de sanar todas las heridas.

En las últimas horas, las redes sociales se han inundado de mensajes que desprenden dolor y miedo, de voces que aseguran no ser capaces de volver a pisar un recinto como el Manchester Arena, de amantes de la música paralizados tras comprobar que ese espacio que siempre han considerado sagrado, en el que se han sentido libres y a salvo, había sido destrozado por completo.

Una reacción completamente comprensible, pero a la que tenemos que vencer. La música siempre ha sido nuestra aliada contra el terror, contra el miedo, contra lo injusto y lo terrible y en esta ocasión no va a ser diferente. Hemos recibido un duro golpe, pero esa musa y todos los que la amamos nos levantaremos con más fuerza.

Estos ataques y los seres desalmados que los llevan a cabo buscan precisamente esa reacción, que nos encerremos en nosotros mismos y dejemos a un lado todo lo que amamos. La música siempre ha sido un canal de tolerancia, de amor y de mensajes importantes para la sociedad y nada ni nadie lo cambiará.

Nuestra musa, nuestra inspiración, nuestra pasión está herida pero entre todos curaremos las heridas que ha sufrido y la haremos más fuerte. Este ataque ha supuesto un duro golpe, nos ha encogido el corazón y nos ha destrozado un espacio sagrado, pero no nos quedaremos callados, no dejaremos de disfrutar de lo que más amamos.

El terror y la violencia no se deben combatir con más horror. La palabra, la música, el arte y la valentía son, sin duda, nuestros mejores aliados para acabar con este sinsentido en el que se ha convertido nuestro día a día.

Seguiremos yendo a conciertos, continuaremos cantando a todo pulmón mientras se nos caen las lágrimas al escuchar a nuestro artista favorito, no pararemos de bailar al son de nuestra canción estrella y jamás dejaremos de amar a la música. Porque la música es amor, libertad, tolerancia, generosidad, arte, belleza, pureza… Y todo eso sigue presente en nosotros y en nuestro mundo, pase lo que pase.

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

Te interesará además