Música

Teen Wolf, la Serie que se Doblegó Ante los Fans

Teen Wolf, la Serie que se Doblegó Ante los Fans
Teen Wolf, la Serie que se Doblegó Ante los Fans

¿Hasta qué punto una serie tiene que estar al servicio de sus fans? ¿Tiene la trama que adaptarse a sus preferencias? Parece que los creadores de Teen Wolf apuestan por el ‘fan service’ y enfadan a muchos seguidores.

Por Rosa Suria, @rous4144

‘Fan service’, término utilizado para nombrar un acto atroz cometido por los creadores de una serie (libro, saga, etcétera) cuando se doblegan a la voluntad de los seguidores de la misma y adaptan la trama a sus preferencias. Dos palabras que horrorizan a todo aquel que ama la libre creación y que contempla cómo las vidas que vemos en nuestra pantalla, por ejemplo, se transforman sin sentido para hacer felices a unos pocos.

En la historia reciente de la ficción televisiva podemos encontrar, por desgracia, muchos casos de este fenómeno, pero, en mi opinión, no hay ninguno comparable con lo ocurrido en Teen Wolf. Una serie que nos conquistó con su frescura, con una historia cargada de enseñanzas y que ha acabado agachando la cabeza y aceptando las exigencias de un grupo de espectadores que sólo aceptaba un final.

Cuando conocimos a Stiles Stilinski y a Lydia Martin se nos presentaron como dos universos lejanos, pero muy similares, compatibles como pocos. Una trama que ya habíamos presenciado muchas veces: el adorable ‘nerd’ se enamora de la chica popular, que termina comprendiendo que su alma gemela es ese al que siempre ha ignorado. Sin embargo, los creadores no se dejaron dominar por el tópico y nos regalaron algo quizá mucho más valioso que una historia de amor: una amistad.

Con el paso de los capítulos, fuimos siendo cómplices del nacimiento de un lazo único, brillante, maravilloso -y todos los adjetivos positivos que aparecen en el diccionario- entre estos dos personajes. Juntos formaban un equipo único, nos hacían reír y nos hacían creer que habíamos terminado con la falsa leyenda de que no existe la amistad entre hombre y mujer. Lo que un día fue un amor imposible se había convertido en una unión irrompible.

Stiles encontró en Malia Tate a la persona que le complementaba, el ying para el yang, una figura que le transformaba y le encendía. Que le enamoraba. Una relación que, personalmente, me cautivó como pocas, pero que no gustó absolutamente nada a todos aquellos que seguían defendiendo el amor entre Stiles y Lydia. Una posición perfectamente respetable, como todas, pero que ha tenido demasiada influencia en el desarrollo de la serie.

Cuando menos lo esperábamos, los creadores de Teen Wolf destrozaron el amor existente entre Stiles y Malia, mostrándonos a ésta como un personaje completamente roto y moviendo los hilos de una manera demasiado forzada para que, de repente, todo encajase. Después de muchas temporadas y de haber tejido la red de la perfecta amistad, la historia de Lydia y Stiles tenía que llegar a ‘buen puerto’.

Quien haya visto el último capítulo de la primera parte de la sexta temporada sabrá de lo que hablo. Son muchos los que están celebrando su triunfo personal en forma de beso, pero yo me pregunto… ¿Hasta qué punto debemos permitir que las preferencias de los espectadores afecten a la serie? ¿Es comprensible que se dinamite por completo una trama cuidada con mimo para contentar a los fans?

Cada uno tenemos nuestras preferencias, eso es evidente, pero no somos los creadores de nuestras series favoritas. Nos implicamos como si fuésemos parte de ellas, lloramos y sufrimos, nos alegramos y nos emocionamos, pero eso no justifica que una historia se transforme de lleno por nuestra presión. Aunque viendo la reacción de algunos espectadores cuando desaparecen sus personajes favoritos, podemos comprender el miedo.

Adoro a Lydia y a Stiles, pero no necesito que estén juntos como pareja. Su amistad valía mucho más que un beso, su unión, diferente a las que estamos acostumbrados a ver, era mucho más especial que cualquier relación de manual. Una pena que hayamos terminado por doblegar y amaestrar al salvaje lobo… Teen Wolf sigue siendo única, pero no libre.

HappyFM. Escuchar en directo. ¡Sólo números 1!

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

Te interesará además