Música

Agoney y el año del ave fénix

Agoney cumple años y cumple sueños

Etiquetas

Rosa Suriapor Rosa Suria
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • WhatsApp
smile
Agoney
Agoney y el año del ave fénix

El 18 de octubre es una fecha especial para Agoney, que suma un año más. Pero no un año cualquiera, sino uno cargado de transformaciones, superación y sueños cumplidos.

¡Cómo ha cambiado la vida de Agoney de un año a esta parte! El canario celebraba su cumpleaños rodeado de los suyos y con el nerviosismo provocado por lo que estaba por venir –que era mucho más de lo que habría imaginado-. A unos días de entrar en ‘Operación Triunfo 2017’, de jugárselo todo a esa carta, soplaba las velas y pedía un deseo que, si no se ha cumplido, está en proceso.

Este ha sido un año de transformaciones. Si echamos la vista atrás, si revisamos una a una sus actuaciones dentro del programa y las que han venido después, veremos la gran evolución de Agoney. Una evolución que queda clara en el ámbito vocal, pero que también va más allá. Sin perder su inocencia y su esencia, esa magia que transmite en el escenario, ha sido capaz de echar y destruir esos miedos e inseguridades que le agarrotaban.

Pero no sólo eso. En un año, Agoney ha superado una lesión en las cuerdas vocales que le colocó en una situación verdaderamente complicada, ha sabido sacar lo mejor de los peores momentos y se ha conocido a sí mismo, se ha valorado a sí mismo y se ha querido a sí mismo. Un ejercicio nada sencillo, pese a que lo pueda parecer, y que desemboca en la bestia escénica que tenemos ahora sobre el escenario.

Y podemos ir más lejos. En un año, Agoney ha conseguido dejar boquiabierto a todo un país con sus versiones de ‘Somebody To Love’, ‘Where Have You Been’ y, por supuesto, ‘Eloise’. Y nos ha traído su primer single, ‘Quizás’, una bocanada de aire fresco para nuestro panorama musical, que se sorprendió en su lanzamiento, pero siempre en el mejor sentido de la palabra.

Por esto decimos que ha sido el año del ave fénix. Porque el canario puede decir bien orgulloso que sabe lo que se siente al renacer de sus propias cenizas y al hacerlo mucho más fuerte, mucho más seguro, mucho más maduro y mucho más él. Un año que ha marcado, sin duda, su vida y en el que ha visto como ese ‘querer es poder’ se hacía realidad y tomaba más sentido que nunca.

Ahora, Agoney sopla las velas con la misma ilusión que lo hacía hace un año, quizá incluso con más. Por lo que está por venir, por esa gira en la que está presentando su primer show en solitario, por todas las canciones que quiere y va a mostrarnos, por un futuro muy cercano y muy prometedor que huele a sueños cumplidos. Y ese es el mejor regalo doble que existe, para él y para todos nosotros.

Rosa Suria te recomienda también:

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

¿Qué opinas de "Agoney y el año del ave fénix"?

Te interesará además