Música

Morat brilla con luz propia en el WiZink Center de Madrid en un show a la altura

¡El show que esperábamos de Morat!
por Redacción
  • WhatsApp
  • facebook
  • Tweet
  • pinit
smile
Morat brilla con luz propia en el WiZink Center de Madrid en un show a la altura
Morat brilla con luz propia en el WiZink Center de Madrid en un show a la altura

Morat, la banda colombiana del momento, actuó en el Wizink Center de Madrid ante un público realmente entregado.

Por Lucía Castillo

En 2015, un grupo de amigos de toda la vida decidió embarcarse en una aventura musical, sin pretensiones ni ningún objetivo, simplemente por diversión y amor a la música. Aunque aún no lo sabían, esa aventura les llevaría muy lejos, tan lejos que cuatro años después ‘Morat’ esa banda de universitarios que un día se juntaron a tocar, llenó el Wizink Center de Madrid, un palacio de los deportes a 8000 kilómetros de su ciudad natal Bogotá, demostrando que la música no tiene fronteras y que con trabajo, los sueños se cumplen.

No todos los artistas pueden presumir de haber colgado el cartel de ‘Sold Out en el Wizink Center de Madrid, y este domingo 12 de mayo, Morat lo consiguió. La banda colombiana brilló ante un entregado público, 15.000 personas se dejaron la voz en un concierto muy especial.

“No sé si lo saben pero nuestra carrera comenzó aquí en España, en esta ciudad. Para nosotros es un sueño estar hoy aquí en el Wizink, prometemos dar el mejor concierto de nuestra vida” fueron las palabras que pronunció Juan Pablo Villamil, el guitarrista del grupo, antes de comenzar a entonar los primeros acordes del tema ‘Maldita costumbre’ con el que lograron poner al público en pie nada más empezar el concierto.

Para la banda Madrid es su segunda casa. Solo hay dos ciudades en las que los fans les hayan acompañadona lo largo de todo el camino recorrido, desde los inicios donde llenaban salas de 100 personas, hasta la actualidad donde llenan estadios: Bogotá y Madrid.

Sin embargo, pesar de haberse convertido en el grupo pop más importante de España y de América Latina, el cuarteto formado por Juan Pablo Isaza, Juan Pablo Villamil Cortés y los hermanos Simón y Martín Vargas Morales, no se ha desviado del camino que comenzaron al inicio de su carrera. Sus canciones siguen teniendo la misma esencia tan característica del grupo, y gracias a la magia de sus canciones, a su talento y al sentimiento que le ponen a cada tema, han ido ascendiendo hasta hacer vibrar el Wizink a ritmo de temas como ‘Amor con hielo’, ‘Cuando nadie ve’ o ‘Yo contigo, tu conmigo’.

El grupo acaba de lanzar su nuevo disco ‘Balas perdidas’, sin embargo, para su debut en el palacio de los deportes decidieron recordar sus canciones más conocidas, haciendo un mix entre temas que llevaron al éxito como ‘En un solo día’ o ‘Mi nuevo vicio’ y otros más actuales como ‘Punto y aparte’, ‘No se dan’ o ‘Presiento’, su último éxito. Para esta canción, contaron con una invitada de lujo: Aitana se subió al escenario para interpretar el tema junto al grupo, convirtiéndose en uno de los momentos más especiales de la noche.

Otro de los momentos más especiales llegó con ‘Mil tormentas’ una de las canciones más sentimentales de la banda, donde Morat volvió a demostrar que la sencillez no está reñida con él talento, simplemente con las voces de Juan Pablo Isaza, Juan Pablo Villamil y un piano, envolvieron de magia el palacio de los deportes.

Como ellos mismos dicen, antes de Morat y de cualquier otra cosa, son amigos. Se conocen desde que tenían cinco años, juntos han vivido cosas increíbles y otras no tan increíbles. Por ello, la mayoría de sus canciones están inspiradas en momentos que han vivido ellos, o gente cercana a ellos. El mal de amores está presente en temas como ‘Acuérdate de mí’ u ‘Otras se pierden’, temas que fueron precedidos por una introducción en la que explicaron las historias reales de desamor que les habían llevado a componerlos.

El momento cumbre del concierto llegó cuando comenzaron a sonar los primeros acordes de ‘Como de atreves’.Pusieron patas arriba el palacio de los deportes ante un público que enloqueció con el tema de principio a fin.Y aunque el fin iba llegando, Morat regresó al escenario para regalar unos minutos más de su talento, ‘Besos en guerra’ fue la canción elegida para terminar el concierto.

Una noche inolvidable tanto para ellos como para todos los asistentes a la cita, en la que Morat se reafirmó como uno de los grupos más consolidados del panorama musical actual. ‘En un solo día’ llenaron el llenaron el Wizink, y lo volverán a hacer, porque ellos “sí que merecen volver”.

Redacción te recomienda también:

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

Te interesará además